“El dólar y la crisis”, un trabajo hecho llegar al Portal por ARMANDO RIBAS

Armando Ribas

Su pensamiento acerca de las actitudes del Gobierno de la Argentina, hoy con relación a la moneda estadounidense

ARMANDO RIBAS un amigo de ENFOQUES POSITIVOS, prestigia a este Medio cada vez que le envía algunos de sus trabajos vinculados a la Economía y a la Política.

El Profesor y Doctor ARMANDO RIBAS, es Abogado, Profesor de Filosofía Política, Periodista, Escritor e Investigador apasionado de la historia del crecimiento económico y su vinculación con la limitación del poder político y el respeto por los derechos de las minorías en Argentina y en el mundo- Estudioso del crecimiento genuino de la riqueza en distintos países mediante la producción, y defensor de la tolerancia y el equilibrio en las relaciones humanas. Nació en Cuba y se graduó en Derecho en la Universidad de Santo Tomás de Villanueva, en La Habana. En 1960 obtuvo un master en Derecho Comparado en la Southern Methodist University en Dallas, Texas.

Su participación en los Medios argentinos y del exterior es sido permanente (Son frecuentes sus apariciones en la cadena de TV estadounidense CNN). Es un prolífico escritor y un amante de la buena música.

He aquí lo que ha hecho llegar en esta ocasión, al Portal:

“Pienso que lamentablemente la confusión sigue reinando en la política oficial respecto a la supuesta relación entre la devaluación y la inflación. La reciente devaluación del peso se ha tomado como una crisis, cuando en la realidad ha sido la consecuencia del desequilibrio pendiente en la economía argentina. En Diciembre del 2017 el tipo de cambio era de $17,60 por dólar. En esa oportunidad el peso se encontraba revaluado en un 41%. Esta revaluación estaba afectando al comercio internacional argentino que en el 2017 registró un déficit de u$s8471 millones. Cuando en Diciembre pasado el peso se devaluó y pasó a $19,60 por dólar, la revaluación se redujo a un 28,41%.

La supuesta crisis registrada se considera como la consecuencia de la devaluación del peso que alcanzó a $28,61 por dólar. Tomando en cuenta la evolución de los precios argentinos y americanos en los primeros seis meses del año, el tipo de cambio de paridad alcanza a $28,61 por dólar. Es decir que la supuesta crisis en la realidad ha corregido la revaluación del peso y esperemos que ello tenga un efecto positivo en el comercio internacional argentino.

Lamentablemente las declaraciones públicas al respecto de ese proceso continúan considerándolo como una crisis causante del crecimiento de la inflación que en los primeros seis meses del año alcanza al 15,26%, que anualizada alcanza al 32,85% en el año. Si la inflación sigue la tendencia del primer semestre, el tipo de cambio de paridad al fin del año alcanzaría a $32,48 por dólar.

Si la inflación en el año alcanzase los niveles predichos, el PBI a precios corrientes en el año alcanzaría a $14.026.963millones. El déficit pactado con el FMI de 2,7% del PBI alcanzaría $378.728millones, que en dólares de acuerdo al tipo de cambio expuesto para el año, alcanzaría a u$s11.660millones. O sea un 77,7% de la primera entrega del FMI para el año de u$s15.000millones.

Es posible que esa recuperación del tipo de cambio de paridad determine una reducción en el déficit comercial argentino y que no alcance a más del doble del año pasado como ya viene ocurriendo en los primeros cuatro meses del año. Esa situación confirma el desequilibrio económico argentino en el que han prevalecido el elevado nivel del gasto público y la sobrevaluación del peso. Por supuesto ello no implica desconocer la necesidad de reducir la inflación, pero la pregunta pendiente es el cómo.

Voy a insistir en dos principios fundamentales para reconocer la situación en que vivimos. 1) No es la devaluación la que determina la inflación, sino lo inverso. 2) El desequilibrio económico no es causado por el déficit fiscal sino por el nivel del gasto público. Consecuentemente sería posible que si Macri logra que el aumento del gasto sea menor a la tasa de inflación esperada, el gasto en términos reales se reduciría. Ese sería un factor favorable a la economía.

El análisis realizado sobre la evolución del tipo de cambio parece haber sido reconocido por el mercado. Y en virtud de esa realidad el precio del dólar cayó. Así creo que podemos concluir que la subida del precio del dólar lejos de haber constituido una crisis ha sido un factor positivo para el equilibrio de la economía argentina. Ese proceso de devaluación era necesario llevarlo a cabo políticamente, y el hecho se produjo factualmente. Es necesario que el Gobierno reconozca esa realidad, que contribuye a cumplir con los acuerdos políticos con el FMI.

También considero un factor importante en la política actual el reconocimiento que Macri ha hecho de la necesidad de reducir el gasto público. Es a partir de esa realidad que está intentando un acuerdo con los Gobernadores para reducir el gasto provincial y consecuentemente el aporte del Gobierno nacional a las provincias.

1 Comment on "“El dólar y la crisis”, un trabajo hecho llegar al Portal por ARMANDO RIBAS"

  1. Beatriz Mancuerti | 28 junio, 2018 at 11:19 pm |

    El conocimiento que tiene Ribas sobre economía y sobre la historia en general es difícil de superar y lo hace sin histrionismo como algunos payasos que hoy se ven en los medios de comunicación aparecidos hace nada más que un año y que ya se creen que lo saben todo. Bravo Don Armando siga usted escribiendo y enseñando con el mejor nivel

Comments are closed.