“El combo perfecto para la impunidad”, según lo describe en esta entrevista, el doctor ENRIQUE AVOGADRO

Enrique Avogadro

Los aspectos más destacados de la corrupción, según este Abogado argentino con experiencia internacional

 

Si hay algo complejo, aún para los más talentosos escritores, es definir la corrupción en la Argentina, o, como lo es en este caso más precisamente, explicar sus componentes, ante una comunidad inestable y tan confundida, tras una acción orquestada por los propios interesados en que la corrupción permanezca, y especialmente la impunidad para sus responsables.

El lector encontrará en esta nota interesante ayuda para comprender mejor el fenómeno.

El que sigue, es el texto de la entrevista anunciada, la mantenida por ENFOQUES POSITIVOS, con el doctor ENRIQUE AVOGADRO, quien mantiene un Estudio jurídico en actividad en Brasil, desde hace 39 años y ha publicado en ese país varios libros sobre la relación bilateral y conoce las diferencias que hay entre el funcionamiento de la Justicia de ese país y la del nuestro, las que hoy están quedando claramente en evidencia:

En la última Edición de ENFOQUES POSITIVOS, tuvimos coincidencias con puntos de sus habituales trabajos (egavogadro.blogspot.com.ar). Al menos cuando alude a algún tipo de condena que tendrán a perpetuidad, quienes ayudaron a que JULIO DE VIDO permanezca en la Cámara de Diputados. ¿Podrá ser que definitivamente, y al menos en forma precaria todavía, los argentinos empiecen a aplicar ese tipo de condena social?:

“Es muy difícil de predecirlo porque, curiosamente, la corrupción no parece ser, en la sociedad argentina, determinante de las preferencias políticas. Esto se debe a dos factores, coincidentes como causa de ese efecto:

El primero es el populismo clientelista que nos ha gobernado durante muchas décadas, que ha empobrecido estructuralmente al treinta por ciento de nuestros compatriotas, lo ha privado de una educación de calidad y, así, ha logrado mantenerlo dependiente de los favores del poder a través de subsidios sociales, los llamados “planes”, y económicos, a través de las tarifas de los servicios públicos.

El segundo, tan grave como el anterior, es la complicidad de nuestros empresarios en el saqueo de las arcas públicas, mediante contratos amañados que suman a sus costos las coimas distribuidas para obtenerlos.

De todas maneras, la escasa esperanza de una condena social a la que usted alude está cifrada en los votantes, ya que varios de los muchos que encubrieron esta semana a Julio de Vido pretenderán renovar sus mandatos en las elecciones de Octubre”.

Si los cruces recientemente habidos, entre quienes defendieron a DE VIDO y aquellos que buscaron alejarlo de la Política, no resultaron eficientes para el futuro, ¿Qué otra cosa deberíamos hacer los que luchamos por una Argentina apegada a las leyes, y al definitivo sistema republicano, sobre el cual tanto se declama pero poco se hace para implementarlo?:

“Creo que, en un tema de tan difícil probanza como es la corrupción, Argentina está en deuda consigo misma. Me refiero a las leyes de procedimiento que han permitido avanzar fuertemente las causas en los Estados Unidos, Brasil, Perú, Colombia y hasta República Dominicana o Panamá.

En muchos casos se trata de la posibilidad de otorgar la reducción de la pena a cambio de información probada que permita avanzar sobre pares y superiores de los detenidos, se trate de funcionarios o empresarios; es decir, lo que nuestros vecinos llaman “delación premiada”.

Aquí la clase política, con su cultura prostibularia, ha calificado a ese útil recurso como “buchoneada”, con la consiguiente denostación de quienes pudieran contribuir a la dilucidación de los ilícitos.

Amén de lo injustificado de la posibilidad de acceder a tantas apelaciones que demoran infinitamente los juicios, los otros problemas coadyuvantes son la corrupción de nuestro Poder Judicial, por obra de tantos jueces o fiscales domesticados durante décadas por el Ejecutivo mediante “sobresueldos” provenientes de los fondos reservados de la ex SIDE o por ser objeto de claras extorsiones

Lo obsoleto de nuestro sistema de justicia, que en plena era informática continúa recurriendo al papel y cuya infraestructura está colapsada se suman; si le agregamos la cantidad insólita de vacantes en juzgados y tribunales colegiados, cargos que deben cubrir sus colegas, ya por sí mismos sobrepasados de trabajo por la montaña de causas que deben atender, tenemos el combo perfecto para la impunidad”.

Se lo ha visto a usted esperanzado en que la marcha y concentración pública que se hará la semana que hoy comienza frente a los Tribunales porteños, pueda mostrar a muchos argentinos hartos de la corrupción. ¿En qué funda ese optimismo?:

“Como dije hace unos momentos, el tema de la corrupción no es demasiado importante para una gran cantidad de nuestros conciudadanos, pero sí para los sectores que se encuentran más arriba en la pirámide social y, por ende, tienen acceso a los medios de comunicación; además, y no es un dato menor, tiene enorme repercusión sobre las decisiones de inversión, sean locales o externas.

Creo que esos sectores, cualitativamente los más importantes, están más que preocupados con la situación actual, y eso hará que la concurrencia el 3 de Agosto (a las 18:00, frente al Palacio de Tribunales) sea masiva, sobrepasando en exceso el lugar elegido para concretar esa marcha”.

¿Cree usted que pese a las críticas que recibe “Cambiemos”, y que muchos compartimos, si fracasare este intento de echar a la corrupción de nuestra Política, lo que dice buscar el actual Gobierno, podría agravar enormemente el futuro de nuestro país?:

“Tengo fuertes disidencias con el modo en que el Gobierno actúa en política, y claramente califiqué como un grave error que se silenciara, en los primeros meses de esta gestión, la magnitud de la crisis que había heredado el kirchnerismo; a mi entender, ésta ha sido sideralmente más grave que la que nos golpeó en 2001, cuando sólo fue afectado el sistema financiero pero dejó una gran capacidad ociosa, industrial y energética, lo cual permitió al país salir rápidamente de ella.

Creo que Cambiemos tiene una enorme responsabilidad histórica: sólo puede triunfar en su gestión y modificar el rumbo tradicional porque, si fracasara, la Argentina se vería una vez más sumida en la ciénaga populista y dilapidadora, que la condenaría a mantenerse para siempre en la insignificancia y la pobreza.

En resumen, creo que estamos ante una última posibilidad, al menos para mi generación, de tener un país distinto al actual, que tanto hemos degradado por acción u omisión.

Cuando digo esto me refiero a que, hasta 2015, la más educada y poderosa clase social había abdicado de sus responsabilidades frente al país, dejando su administración en manos de los peores y más dañinos. Así como lo critico, reconozco al Gobierno el éxito que ha tenido en convocar a tantos jóvenes que han sacrificado el tranquilo y bien remunerado desempeño en la actividad privada para sumarse al esfuerzo colectivo, y mal pago, de sacarnos adelante”.

3 Comments on "“El combo perfecto para la impunidad”, según lo describe en esta entrevista, el doctor ENRIQUE AVOGADRO"

  1. Marisa Astudillo | 30 Julio, 2017 at 7:38 pm |

    Es como dice aquí el entrevistado que hay que participar porque el silencio es aprobación y el kircnnerismo estuvo tantos años actuando solo porque nada ni nadie le impedía cometer ilícitos

  2. Cecilia Andanio | 30 Julio, 2017 at 8:47 pm |

    Acorralemos a los de la Corte y a los jueces federales contra las paredes del edificio y que nos escuchen en la cara lo que pensamos de todos ellos

  3. Marcia Antúnez | 1 Agosto, 2017 at 9:42 am |

    Los pueblos que han dominado la corrupción lo han hecho a través de una fuerte participación de sus integrantes pese a las amenazas, los miedos y las incomodidades.
    Miremos lo que ocurre hoy en Venezuela, devastada por la distracción de su gente como lo que ha sufrido la argentina con el kirchnerismo. Es hora de que la ciudadanía se de cuenta de la importancia de que cada uno de sus integrantes salga a luchar para defender lo que le corresponde y esta ocasion de estar frente a los tribunales es ideal para comenzarlo a hacer

Comments are closed.