Desde el ámbito militar, una carta al Presidente MAURICIO MACRI

Coronel Francisco Verna

En su carácter no sólo de Presidente sino de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas

Se reproduce a continuación el texto de la Carta enviada al Presidente de la Nación MAURICIO MACRI, suscripta por el Presidente de la Unión del Personal Militar Asociación Civil (UPMAC), entidad sin fines de lucro, con personería jurídica otorgada por la IGJ (000017/2003), Coronel (R) FRANCISCO RICARDO VERNA, “con la finalidad de imponerlo de las principales demandas de la Familia Militar, originadas a su vez en las inquietudes que recibimos en forma permanente de nuestros asociados y otros camaradas que -sin serlo- se mantienen en contacto con nuestra Asociación, aportando su punto de vista”.

Este es su texto:

Buenos Aires, 17 de agosto de 2017.

Sr. Presidente de la Nación y
Comandante en Jefe de las FFAA
Ing. Mauricio Macri
S____________/____________D

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en mi carácter de Presidente de Unión del Personal Militar Asociación Civil (UPMAC), entidad sin fines de lucro con personería jurídica otorgada por la IGJ (000017/2003), cuyo principal objetivo es el de “…nuclear a la totalidad del personal militar, a fin de resguardar sus legítimos intereses en todo lo relacionado con sus condiciones de vida y de trabajo, tanto en la Nación como en el extranjero, contribuyendo a remover los obstáculos que dificulten su realización plena”, y que abarca entre sus asociados a personal militar de las tres Fuerzas Armadas, tanto en actividad como en retiro, así como pensionistas y familiares de los mismos.

Transcurrida casi la mitad de su período de gobierno y previo a las elecciones de medio término, creemos oportuno hacerle saber las principales inquietudes de nuestro sector, notoriamente relegado y normalmente ajeno a los intereses de la clase política.

La cuestión más grave sin resolver es la salarial. La misma no escapa al conocimiento de las autoridades nacionales, al punto que ha integrado el temario de todos los discursos oficiales y de nuestras presentaciones al ex Ministro de Defensa, pero es poco lo que se ha avanzado para normalizar la grave situación heredada, tanto en materia de blanqueo, como de recomposición de la escala jerárquica, permaneciendo un estado de ilegalidad e inconstitucionalidad que no dejaremos de reclamar, porque hace a nuestra dignidad como soldados y como ciudadanos.

El segundo tema que nos preocupa seriamente es la persecución judicial hacia nuestros camaradas y otros acusados de participar en la guerra antiterrorista de los años ´70, sin que estas acciones se ajusten a los principios básicos del Derecho y de la Constitución Nacional. El “curro de los DDHH” continúa y desde la política parece haberse decidido que no aporta votos enfrentar las graves anormalidades en este campo ni a los grupos que claramente buscan venganza antes que justicia. Esperamos un cambio importante en este sentido.

Un tercer problema es la unificación de las obras sociales mediante el Decreto Nro 637/2013, de creación del IOSFA y su reglamentación mediante el Decreto 2271/13, que no representa ni más ni menos que una intervención del Estado Nacional en el Sistema de Salud de las FFAA, con más de 600.000 afiliados, designando al Ministro de Defensa como su autoridad de aplicación, cuando por ley solo le compete la Sanidad Militar. Se aparta a los afiliados de la administración de su obra social y se amplía la afiliación al público en general, con la consiguiente pérdida de identidad del sistema.

En otro plano, también nos preocupa la situación de las FFAA como Componente Militar de la Defensa Nacional, ya que se encuentran en estado de obsolescencia y marginalidad, sin recuperación a la vista. Carecen del Planeamiento Estratégico Militar Conjunto que establezca las misiones operacionales y las subsidiarias en el ámbito externo e interno, así como los recursos materiales y presupuestarios para poder ejecutarlas en cumplimiento de la misión constitucional de “contribuir a consolidar la paz interior y la defensa común” en los más de 3.700.000 Km2 de superficie de nuestro territorio.

Si bien existen otros temas de menor importancia que en otra oportunidad detallaremos, queremos dejar expresa constancia de la voluntad de nuestra Asociación de representar el interés de nuestros asociados y de la Familia Militar en general, manifestada desde su creación no solo a través de las acciones legales, sino fundamentalmente en la predisposición al diálogo sincero y la presentación de propuestas concretas hacia la búsqueda de las soluciones posibles de nuestras legítimas demandas.

Sr. Presidente y Comandante en Jefe: es incumbencia y responsabilidad primaria del que manda, atender las necesidades de sus subordinados y encauzarlas de tal modo que el conjunto esté en condiciones de responder como corresponde ante las situaciones más graves que se puedan presentar. Y Ud. es nuestra mayor autoridad.

Finalizo poniéndome a su entera disposición, y en su caso del Sr. Ministro de Defensa recientemente designado, con renovadas esperanzas de ser escuchados en nuestros requerimientos, con el único objetivo de contribuir a recuperar la Patria que soñamos, a través de una de sus instituciones fundamentales: las Fuerzas Armadas de la Nación.

Saludo a Ud. con mi mayor consideración y respeto.

Francisco Ricardo Verna
Coronel (R)
Presidente “