Delitos de los jueces y las penas del Código, en esta entrevista del Portal con EDUARDO GEROME

Nuestro entrevistado

¿Qué piensa al respecto alguien que lucha desde los Medios de Comunicación, contra la corrupción en la Justicia?

El doctor EDUARDO GEROME es Abogado y Penalista, pero pese al importante reconocimiento que tiene en el ámbito de su profesión, hoy es visto cotidianamente en los más importantes Medios de Comunicación, comprometido en su labor de denunciar y revelar actitudes de funcionarios de la Justicia, que no se ajustan a lo que las leyes establecen para ellos.

No sólo en los principales espacios de Radio y Televisión, sino en las redes sociales.

ENFOQUES POSITIVOS agradece al doctor GEROME su participación, en la entrevista que se publica a continuación:

Cuentan en los pasillos de Comodoro Py, doctor, que se viene un festival de delaciones, de parte de despreciables corruptos que se enriquecieron con el kirchnerismo y ahora quieren eludir los castigos de la ley. A algunos de ellos ya se los ve hasta sobreactuando en los Medios para despegar su imagen de sus malas relaciones que mostraron en la década pasada. ¿Cree usted que los castigos de parte de la Justicia llegarán alguna vez a la Argentina, así como ha sucedido en Brasil en el conocido caso del Lava Jato?:

“No sé si podemos hablar de un festival de delaciones pero sí creo que va a haber algunos casos en que ello se produzca. Casualmente, hoy leí que un hombre procesado por asociación ilícita acusó a Scioli y a Echegaray por haberles tenido que entregar facturas truchas. Es importante que toda persona que tenga alguna prueba de la comisión de un delito o sepa algo acerca de ésta se acerque a la justicia para entregarla o para expresarlo. Para ello, debe saber que no corre ningún peligro su vida ni su persona y los jueces deben garantizarlo dándoles la protección adecuada.

A su vez, la ley del arrepentido hasta ahora no ha producido casos resonantes y quizás el hecho que sólo pueda arrepentirse un imputado antes que se realice el juicio pero no una vez que haya sido remitido el expediente al tribunal que lo va a realizar, haga que haya quienes esperen una ayuda que al final no se produce pero ya es tarde para utilizar ese beneficio. Hay que aclarar que, si bien se habla de arrepentido, no tiene por qué tener esa calidad. Basta con que colabore con la justicia dando las pruebas que permitan avanzar sobre personas de mayor jerarquía en algunos casos, como los de corrupción”.

¿La ley contempla que automáticamente sea considerado como un agravante si el delito fuere cometido por un Funcionario Judicial?: 

“El Código Penal prevé especialmente el caso de los jueces o fiscales que reciben cualquier tipo de dádivas o de promesas para dictar una determinada resolución o para retardar u omitir dictarla, con penas graves. Y cuando se habla de estas causales, tenemos que involucrar cualquier tipo de cosas que lleve a esos magistrados y funcionarios a apartarse de su deber para hacer lo que no corresponde o no hacer lo que corresponde que haga. Hay casos rutilantes, como el del juez Freiler, que no puede explicar su enriquecimiento patrimonial, que son un ejemplo paradigmático de esta clase de magistrados.

Pero también existen y son muchos los casos en que, si bien no hay una retribución puntual a esos jueces y fiscales, éstos adaptan sus tiempos a la situación política del país. Así, durante el kirchnerismo, no se avanzaba en la investigación de las causas por corrupción porque los jueces tenían una sumisión inaceptable al poder ejecutivo y éste ejercía presión sobre ellos, violando por completo la independencia judicial. Digo que es inaceptable porque la independencia de los poderes es una de las bases de la forma republicana de gobierno”.

¿Qué pasa con esos jueces, qué penas les corresponden?.

“Además de las sanciones penales que les puedan corresponder lo cierto es que, tanto en un caso como en el otro, esos jueces deberían ser sometidos a juicio por mal desempeño de sus funciones y, en caso de ser hallados culpables, ser destituidos sin más.

La sociedad no quiere que haya más corrupción en la justicia, que los jueces asuman el rol que les corresponde, que sean independientes al poder de turno, que dicten sus fallos en tiempo oportuno sin que los procesos se eternicen y que los culpables de los casos de corrupción vayan presos.

Hoy se hizo pública una encuesta en la que se indica que el 72% de los consultados opina que tiene ninguna o poca confianza en la justicia. A ese deterioro se llegó por obra de los propios jueces, que no han sabido dar respuesta a esas demandas de la sociedad.

Pero hay algo más y es la deficiente actuación del Consejo de la Magistratura. Es el órgano que debe juzgar la conducta de los jueces que tienen un mal desempeño y, sin embargo, son pocos los casos en los que ha procedido a la destitución de malos magistrados. Incluso, cito el de un juez abolicionista, Axel López, que liberó en forma automática a decenas de delincuentes y en el juicio fue salvado por un espíritu corporativo de sus colegas, pese a que estaba probado el daño que había causado con su conducta irresponsable”.

¿Por dónde y cómo puede dar comienzo la acción renovadora de la Justicia argentina, tarea que se presenta como una verdadera epopeya?. Porque no habrá que olvidar que desde la Corte Suprema para abajo, se requiere un cambio de funcionarios como nunca antes lo ha exigido la situación en el país, en esa materia … 

“El saneamiento de la justicia no sólo debe comprender la eliminación de los elementos indeseables sino también hacer que los nombramientos respondan a una verdadera capacitación e idoneidad de los postulantes. Esto es, propugnar que la administración de justicia esté en manos de personas que respondan a los requerimientos que exige tal función. No nos debemos olvidar que es vitalicia la duración de sus mandatos y entonces debe estar desempeñado por los mejores.

Todas las partes deben entender que ha comenzado un tiempo nuevo y que quienes no estén a la altura que el alto cargo que desempeñan demanda están sometidos a la consideración de la ciudadanía y que en ellos está hacer que la justicia vuelva a ser confiable y que ocupe el lugar que alguna vez tuvo en la consideración de la gente”.

Sacándolo ahora enteramente del tema de la Justicia argentina, y sabiendo que usted está muy atento a lo que sucede políticamente en el mundo, le pedimos su opinión ante los intentos independentistas de Cataluña: ¿Acto fallido de la clase política, engaño malicioso al pueblo, o irresponsable improvisación de parte de los promotores del intento?:

“Sería necio ignorar que hay un auténtico deseo independentista de gran parte de la población catalana y que esto data de hace mucho tiempo. También es cierto que hay muchos catalanes que no están de acuerdo. Pero es importante destacar que no es una cuestión que le compete sólo a ellos ya que Cataluña es una parte de España y son los españoles en su conjunto quienes lo deben decidir. Para ello está establecido un procedimiento que debería abarcar a toda la península. Al haber optado por la acción directa y no acatar los fallos de los tribunales que impedían la realización del referéndum se han alzado contra el estado de derecho y por ello sus autoridades deben responder ante la ley.

Más allá de las formas, creo que España es una sola desde hace cinco siglos y resulta inaudito verla fracturada ya que, si esta intentona tuviera éxito, vendrían luego reclamos de los vascos, de los gallegos, etcétera. Repito, España es una unidad y no concibo imaginarla reducida en su grandeza”.

 

4 Comments on "Delitos de los jueces y las penas del Código, en esta entrevista del Portal con EDUARDO GEROME"

  1. MUY BUENA ENTREVISTA ESTE HOMBRE EXPLICA MUY BIEN LAS COSAS AHORA SOLO FALTA QUE LOS JUECES ACTUAN COMO SE DEBE

  2. cuando la corrupción come hasta la integridad que debieran tener los que juzgan a los delincuentes ya todo esta perdido salvo que la sociedad reaccione y enfrente a los jueces corruptos

  3. José Taramborini | 11 octubre, 2017 at 9:54 am | Responder

    Tengo familiares en Europa y están al tanto de lo que aquí sucede en cuanto al funcionamiento de la justicia y ellos no están en capacidad de entender por no ser argentinos cómo puede salir un país adelante cuanto sus jueces son corruptos. Es como dejarles, dicen, al zorro el cuidado del gallinero, en otros términos. Así de simple lo ven y así de simple lo es. Hay que cambiar al zorro por otro animal menos dañino y nocivo

  4. Menudo esfuerzo tendrá que hacer la sociedad toda para sacudirse de encima a la jauría de sinverguenzas que se adueñaron de la justicia

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


2 + 16 =