¿Cuál es el verdadero origen de los recientes hechos de violencia y cómo los investiga y previene el Gobierno?

Las graves situaciones de violencia que experimentó el país, siempre comenzaron de este mismo modo

También se suman ahora las amenazas. Habrá que ver si el Estado tiene los recursos humanos y técnicos adecuados

No sólo los recursos humanos y técnicos que corresponden aplicar, sino además el valor y la decisión política de hacerlo. Como también, la preparación técnica y la disposición de todo tipo para llevar adelante una tarea que no puede eludir. Hasta el momento, las Fuerzas del Estado vienen siendo desbordadas por la delincuencia común, la organizada y el narcotráfico. Cierto es que en los últimos meses y en especial en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, han habido avances a través del descubrimiento de grupos de narcotraficantes, pero, a juicio de algunos expertos con quienes ha tomado contacto ENFOQUES POSITIVOS, al toro no se lo ha tomado por los cuernos en esta materia, información creíble por cuanto en lo referido a la Política, los principales responsables de la más alta corrupción que ha tenido el país en toda su historia, continúan en libertad y sin temor, por el momento, a que su situación se les altere gravemente.

Hace casi dos semanas que el Portal tomó conocimiento que en las redes internas de las Fuerzas de Seguridad, circulaban claras advertencias a su personal, referidas a la posibilidad de un incremento de episodios de violencia, manifestados en ataques contra edificios de organismos públicos y otros dirigidos a determinadas figuras de la Política, así como un ostentoso retorno a los años setenta, en cuanto a ataques también, a miembros de las distintas Fuerzas Armadas y de Seguridad, aunque sea sólo para quitarles su arma reglamentaria, con el fin de, precisamente recordar el accionar de los terroristas de aquella época, los que para ser mejor considerados y reconocidos en los grupos ilegales que integraban, debían proceder a asesinar a un integrante de dichas Fuerzas, quitarle su arma y llevarla como “trofeo” y prueba de valor, a sus superiores.

¿Cómo está investigando el Estado, a través de su sistema de seguridad, y cómo previniendo que los hechos esperados, finalmente no puedan manifestarse?:

En cuanto al origen de esos hechos, a esta altura de la manifestación de los mismos, el Gobierno y sus servicios de inteligencia, deberían tenerlo claramente identificado, como así también a los movimientos que lo componen, su procedencia y la minuciosa identidad de su dirigencia. Tristemente, puede creerse que no se cuenta con esta información precisa, porque de poseer esos datos el Gobierno tendría que haber salido a publicar de inmediato, todo lo que conoce, para que la sociedad sepa con claridad quiénes son y qué persiguen

En un ejercicio simple de imaginación, hasta el mismo lector que no es especialista en temas de información reservada, puede descubrir hoy, y suele hacerlo muy razonablemente, relaciones y asociaciones vinculadas al clima de violencia que comienza a vivir el país. Y lo hace hilando acontecimientos, buscando identificar al sector social y político que más se beneficia con ese escenario de terror, y tomando otros datos que se conocen, en especial acerca de inocultables movimientos de determinados grupos, instalados y dando charlas en todo el país, al modo de un adoctrinamiento que se manifiesta más especialmente entre adolescentes y jóvenes.

Este tipo de charlas de adoctrinamiento, se dan mucho antes de que se manifestara el caso del actual falso Mapuche, desaparecido en el Sur de nuestro país, el que impulsó el mismo adoctrinamiento en los institutos educativos de todo nivel de edad, sumados ahora hasta los niños de la Escuela primaria.

¿Sabe el Gobierno que hay grupos que viajan permanentemente a distintos destinos de nuestro territorio, y también lo hacen al exterior, algunos de ellos en forma repetida a un específico lugar del mundo, muy importante y costoso, sin tener razones suficientes –ni tampoco recursos propios como para enfrentar esos gastos -, de tipo empresarial, cultural o de cualquiera otro que pudiere justificar los extraños y costosos movimientos?. ¿Podrá, y querrá, en todo caso, investigarlos?.

El Estado está en todo su derecho, y tiene además la total e ineludible obligación de prevenir la reinstalación de la violencia en el país. 

4 Comments on "¿Cuál es el verdadero origen de los recientes hechos de violencia y cómo los investiga y previene el Gobierno?"

  1. Ummmmm un tufillo a violencia organizada y los argentinos ya sabemos quienes son los que disfrutan con esto

  2. Marisa Astudillo | 3 septiembre, 2017 at 6:28 pm |

    Si ya se sabe de donde viene todo esto qué es lo que hay que investigar o es que el gobierno les tiene miedo a estos violentos

  3. Cualquier ciudadano que esté un poquito atento puede adivinarquienes son los violentos que manejan esta situación y encima he leído que están preparando más marchas y más violencia y si no se hace nada fuerte y se pone presos a los responsables vamos a seguir así por los siglos de los siglos

  4. Franco Mejía | 4 septiembre, 2017 at 10:23 pm |

    El estado no puede quedarse de brazos cruzados ante lo que comienza a suceder. Así me cuentan mis mayores como fue el modo que empezó todo al inicio de la década de los setenta y así fue en lo que todo eso se convitió con tantos muertos

Comments are closed.