CORTITAS: Una Nación sin Fuerzas Armadas no es una Nación – Economía criticada – La regresión cultural

Muchos sectores presentan sus quejas. El automotriz no está exento …

Realidades que hay que asumir. La negación no es buena para nada, y además hace perder mucha plata …

 

Los que siguen son los temas seleccionados para la columna, en su Edición de la fecha:

  • Una Nación sin Fuerzas Armadas no es una Nación

En la Argentina se llevará a cabo en 2018, la reunión de los Presidentes de los países integrantes del Grupo G20, el mismo que hace un mes se reunió en Alemania (Hamburgo), donde se manifestaron hasta con cierta violencia importantes grupos que rechazaron ese encuentro. El año próximo la Argentina presidirá el aludido Grupo.

Mientras en el Ministerio de Hacienda local se lanzó un llamamiento para cubrir cargos de cierta importancia, relacionados a este acontecimiento en el país, en otros sectores de la organización, en la que intervienen el resto de los países, hay gran preocupación por los aspectos de la seguridad que deberá cubrir la misma, por dos muy importantes motivos: El primero de ellos tiene que ver con la violencia y molestias observadas en la reunión celebrada en Alemania, posibles de volver a manifestarse en la Argentina; y el restante con las falencias que tiene la Argentina en cuanto a su virtual inutilidad de sus Fuerzas Armadas, las que, como es sabido, fueron literalmente aniquiladas por los Gobiernos kirchneristas.

¿Cómo se cubrirá la seguridad desde el mar, o desde los ríos, casi sin embarcaciones?. ¿Y con cuáles aparatos se vigilará desde los cielos, si no hay aviones en funcionamiento?.

Al respecto hay información que llegó hasta ENFOQUES POSITIVOS, dando cuenta de reuniones entre los representantes de distintos países para distribuirse la misión del cuidado de las delegaciones que visitarán Buenos Aires el próximo año, y para reforzar la seguridad en el aludido acontecimiento, a Chile le habría tocado tener a cargo, a través de los aviones de su Fuerza Aérea, la que se encuentra muy bien dotada y actualizada, la vigilancia de los cielos sobre la ciudad de Buenos Aires …

  • Economía criticada

Inusual crítica al Gobierno, en especial por el origen de la misma, ya que su autor es el Presidente de una de las multinacionales más importantes. Ello deja a la vista dos cuestiones muy claras:

1°) Que el país sigue con serios problemas en la economía;

2°) Algo más positivo, es que en el país se puede criticar sin ahora temor a ser perseguido, maltratado, y hasta tener consecuencias mucho más graves, como se puede colegir desde la muerte del Fiscal ALBERTO NISMAN.

Quien emitió las duras y claras críticas a la economía del país, fue el Presidente de MERCEDES BENZ Argentina, y de ADEFA (Asociación de Fabricantes de Automotores), JOACHIM MAIER, en una entrevista realizada por el Diario LA NACIÓN, el último Lunes, el 31 de Julio, de la cual, en homenaje a la brevedad, sólo se mencionarán aquí los siguientes puntos:

  • No hay reforma económica de parte del Gobierno, destinada a mejorar la competitividad;
  • Mucho proteccionismo, poca competencia, y demasiados impuestos;
  • La industria automotriz se está jugando, en estos momentos, la sustentabilidad, a mediano y largo plazo;
  • Toda la Argentina es cara;
  • Fabricar un auto en la Argentina es 25% más caro que en Brasil y 65% más caro que en México.

Y dejó otros datos más, los que, tristemente para el Gobierno, no sólo se ajustan a la verdad sino que son muy fácilmente comprobables, es decir, no admiten discusión …

Se mantiene la regresión cultural

Sí, efectivamente, se mantiene ese proceso negativo para la cultura de la Argentina, que tuvo su punto más alto durante el kirchnerismo. Puede percibirse claramente como permanecen las bajas costumbres en lo social, lo que representa un claro índice de otros aspectos humanos, como la falta de valores o el desinterés por conocerlos o aplicarlos. También las costumbres que, algunas de ellas se estaban erradicando, y ahora, en los últimos meses, volvieron a manifestarse.

Esto último tiene que ver con los intentos de evadir impuestos, de parte de los comerciantes. El eludir la entrega de facturas en las compras menores, había dado muestras durante el anterior Gobierno y hasta buena parte de 2016, de querer controlarse, y muchos comerciantes espontáneamente se cuidaban de entregar recibos de sus ventas. En lo que va del año hasta las más importantes confiterías evaden esa obligación, y sus empleados se hacen los distraídos o, directamente cansados de esa postura tan infantil, optan por no tomar ninguna actitud especial al respecto y  no presentan los tickets correspondientes. Lo extraño es que, como queda dicho, esa modalidad comenzó a aplicarse en negocios que hasta ahora mantenían cierto prestigio e imagen de seriedad.

Esta regresión cultural, si así pudiéramos denominarla, puede percibirse también en otros aspectos, como los del incumplimiento de las reglas de tránsito, en donde, casi como ni siquiera durante los Gobiernos K, habrían llegado ahora. Al exceso de velocidad y la transgresión a las luces del semáforo, ahora se suma la falta de utilización de luces bajas durante el día, costumbre que se había ganado en años anteriores, donde era una rareza que un automovilista circulara, durante el día, con las luces bajas apagadas. Hoy lo hacen, y hasta de tardecita o noche, que es lo grave.

Días atrás un conductor tuvo una gráfica respuesta ante el comentario que le hizo un peatón, en presencia de ENFOQUES POSITIVOS: En un semáforo en el Barrio de Palermo, alguien que cruzaba la calle (aproximadamente a la hora 20:00), le hizo notar las luces apagadas del vehículo, advirtiéndole que con esa conducta podría provocar un accidente por falta de reconocimiento de la cercanía de un vehículo en movimiento y que podría ser multado. El conductor, suelto de cuerpo –situación que se obtiene cuando la impunidad está garantizada-, le preguntó si acaso podría creerse que alguien lo molestaría por no llevar las luces encendidas. Esa es la convicción luego de que quienes hoy conducen pueden cruzar a las calles a altísima velocidad y aún con las rojas del semáforo en su contra.

Y a todo esto, también contribuye a la regresión cultural, la circulación de ciclistas por las veredas, esquivando peligrosamente a los peatones. Pueden ocasionar una muerte, más fácilmente entre niños o ancianos o a cualquier edad, según sea el impacto que provoque.

Mientras tanto, el Jefe de Gobierno de la Ciudad, conocido por la importante cantidad de apodos que supo ganar en los últimos años –algunos muy creativos y graciosos-, pareciera muy ocupado en tres cuestiones: 1) Banalidades; 2) La campaña política; 3) Más banalidades …

Todo mal para los porteños, ante esa situación.

2 Comments on "CORTITAS: Una Nación sin Fuerzas Armadas no es una Nación – Economía criticada – La regresión cultural"

  1. Durísssssimo lo del Presidente de M. Benz yo ya lo había leído y me extrañó que se jugara tan fuerte

  2. A esa vuelta a la incivilización nos llevó la mujer que goberno el pais los ultimos años pero nadie dice nada sobre esa responsabilidad

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Nueve + 6 =