CORTITAS: País difícil la Argentina – La impunidad del caso AMIA es un pésimo ejemplo – El clima de campaña

Ayer Sábado en un timbreo de Cambiemos en Avellaneda, el Dirigente macrista Hernán Lombardi, luego de ser atacado por kirchneristas, participó con ellos de una entrevista callejera

Títulos muy actuales y que preocupan a los argentinos en general

 

  • País difícil la Argentina …

La incongruencia de este país no termina en el trámite para que JULIO DE VIDO quede en el Congreso, y que eluda a la Justicia, mientras quienes defendieron a la Patria del terrorismo internacional, esté purgando la cárcel en condiciones imperdonables, bajo juicios falsos y mentirosos.

Hay otras evidentes contradicciones, porque mientras las quejas por el alto costo de vida se manifiesta desde todos los sectores, la recientemente pasada semana Buenos Aires estuvo repleta de personas provenientes del interior, del exterior y aún de los suburbios, aprovechando las vacaciones de invierno.

Los lugares de paseo abarrotados de gente, la Rural con el gran público que siempre la acompañó, los parques y plazas llenas de chicos y con mucha alegría. Los restaurantes y cafeterías casi sin mesas vacías, y los negocios en general agradecidos por la importante cantidad de compras. Mientras las quejas siguen escuchándose, pero lo peor, es que cuando se buscan trabajadores para distintas actividades, ellos no aparecen.

¿Será todavía como consecuencia de la multiplicidad de planes que financian los argentinos que trabajan y pagan sus impuestos?.

Días atrás ENFOQUES POSITIVOS intentó ayudar a alguien necesitado de contratar a un equipo de sonidistas con sus equipos. Tardó casi 48 horas en dar con alguna empresa con cierta recomendación, la que se tomó otras 48 horas para presupuestar. Finalmente se perdieron el trabajo, y los clientes se vieron complicados en salir a buscar a otros especialistas en la materia, que perezosa y tardíamente aparecieron a cubrir la necesidad.

Y en el campo, ni hablar. Cada vez que en un pueblo quienes administran un campo salen a buscar peones, estos están durmiendo la siesta en sus casas, bajo la bendita protección de los planes sociales. Así, obviamente, no se saca a un país adelante …

  • La impunidad del caso AMIA es un pésimo ejemplo:

Lo dijo hace pocos días el Titular de la mutual israelita argentina, AMIA, AGUSTÍN ZBAR, cuando expresó, y en relación al atentado contra esa entidad, manifestado el 18 de Julio de 1994 – hace 23 años -, y que causó 85 muertos y más de 300 personas heridas, que el hecho sigue sin arrestados hasta hoy. ZBAR dijo: “La impunidad llama a la repetición de los crímenes”, frase aplicable sin miedos a extensiones indebidas, a los casos también de crímenes comunes, homicidios individuales, secuestros, violaciones, asaltos, etcétera. El pésimo ejemplo que representa –lo que se menciona repetidamente en este Medio permanentemente en los últimos años, cuando los crímenes no son descubiertos y sus responsables, por consiguiente no van a prisión. Esa impunidad es un verdadero aliciente para la reincidencia, de parte de sus autores, o un estímulo importante para quienes quieran imitar a estos. Lo mismo sucede con la corrupción, de allí el notable crecimiento de la misma durante los Gobiernos kirchneristas, apoyado precisamente en la falta de convicción acerca de los castigos que corresponderían aplicar.

Ni hablar de otros casos emblemáticos, como la muerte del Fiscal ALBERTO NISMAN, o tantos hechos dolorosos que la ciudadanía recuerda, y sobre los cuales nada se sabe o si están identificados los autores, casi en todos los casos en que así sucede, los responsables están en libertad o bajo leves condenas, las que además se cumplen con todo tipo de ventajas para los culpables. Entonces así es fácil prever que nadie le tendrá miedo a la Justicia, y mucho menos a los jueces que están demostrando ser prevaricadores en la mayoría de los casos.

Aunque hay algo más que puede rescatarse del reclamo del Titular de AMIA, y es el reconocimiento de que hoy hay otro clima en la Argentina con relación a la impunidad, y pese a que horas atrás, nada más, se ha demostrado que la clase política defiende con todas sus fuerzas a la misma, y es que a nivel oficial este tipo de casos no se niega, como sucedió con el caso de NISMAN, donde todo un aparato estatal luchó, durante el Gobierno de CRISTINA KIRCHNER, para imponer la idea de un suicidio, pese a las muchas pruebas en contrario que existen.

Sin embargo, el Gobierno de Cambiemos sigue aferrado a una “Política de Estado” (RICARDO LORENZETTI dixit), que desconoce al terrorismo que atacó a la Argentina, el mismo que hoy los países europeos “neutralizan” de la única manera posible, y además, el Gobierno argentino mantiene en prisión a quienes cumpliendo con su deber intentaron detener.

  • El clima de campaña

Especialistas en Seguridad –los hay muy pocos que sean serios, en nuestro país-, estimaban días atrás, en una conversación donde ENFOQUES POSITIVOS actuaba nada más que como asistente, que el gran miedo de los primeros días de la actual campaña política en cuanto a la posibilidad de que se manifestaran hechos de fuerte violencia, ha ido disminuyendo, y tal situación podría deberse, según lo explicado, a que el kirchnerismo no se atreve a exponerse, en razón de temer un resultado perjudicial a su imagen, ya de por sí desgastada.

Esa sería la única razón, para los expertos en la cuestión de que hasta el momento los ataques no han salido del terreno verbal, afortunadamente, porque de no haber sido así habría que lamentar hechos graves, ya que –dato también aportado por los nombrados especialistas-, los grupos de izquierda y especialmente los que integran y defienden al kirchnerismo, están algo exacerbados tras arengas recibidas antes del inicio de la campaña, por dirigentes de esa facción.

Entonces no es que hayan dejado de ser violentos, sino que lo que está impidiendo hasta hoy la manifestación de hechos muy graves, es una cuestión de la búsqueda de un beneficio propio. Algo que la ciudadanía tendría que tener muy presente, para no terminar confundida …

Y para concluir la columna de hoy, el dato del recurso de campaña política que esta vez favorecerá a Cambiemos, por sobre el peronismo en general, incluido el kirchnerismo: Es el que consiste en la utilización del “cuco”, o recuerdo atemorizante, acerca de lo que ha hecho el Partido oponente en su gestión de Gobierno, y en este caso, será utilizado –según lo obtenido por ENFOQUES POSITIVOS-, con delicadeza para que no se vuelva en contra de quien lo emite. Habrá, en los días anteriores a las elecciones una abundante publicidad destinada precisamente a mostrar, a través de fotos, textos de noticias y videos, situaciones que comprometen seriamente a las gestiones anteriores, en especial la de los K. Y se supone que será muy fácil encontrar recursos convincentes en ese sentido, y en cantidad varias veces millonarias …