CORTITAS: Los inquilinos pagan toda la comisión – ¿El RENAR sigue siendo kirchnerista? – Irritante situación

El desapego al cumplimiento de la ley, norma común en la Argentina

Como es habitual en este espacio, los temas más actuales y fuertes que interesan a la comunidad

Cuestiones simples y visibles, pero que por lo regular los Medios evitan tratar. Sin embargo, son situaciones que tienen incidencia en la vida social del país. Para la Edición de hoy, estos son los temas:

  • Los inquilinos ahora pagan toda la comisión

Lo que leyó, señor lector: Los inquilinos, a partir de la obligación legal que establece que será el propietario quien se haga cargo de la totalidad de la comisión inmobiliaria por el alquiler de una vivienda, a partir de ahora se hace cargo de lo que anteriormente era compartido entre ambas partes contratantes. Terminan pagando la totalidad de lo que percibe la inmobiliaria, todo a cargo de ellos, y además, como aquí siempre hay una viveza criolla a flor de piel, en la confusión, los propietarios se aprovechan y al pobre inquilino, siempre la parte más vulnerable de esa relación, terminan cobrándole al final más dinero que la comisión autorizada.

¿Cómo es esto posible, cuando hay una ley que exige lo contrario?: Véase cómo: Como quedó dicho, a partir de la obligación legal ahora establecida por la modificación de la Reglamentación que rige la ley de 2007, serían los propietarios de los inmuebles alquilados, quienes tienen a su cargo el pago de la comisión que cobra la agencia inmobiliaria, en su totalidad. Pero como éstos no están dispuestos a ceder en nada, pese a la inexistente o precaria todavía situación laboral, suben el costo del alquiler, recuperando de ese modo la cifra que deben abonar al inicio del contrato, en concepto de comisión inmobiliaria. Y como esa cifra estará distribuida en todos los meses del contrato, los propietarios se aseguran cualquier aumento desmedido del costo de vida, adicionándole a lo que sería un valor real, el costo de la comisión aludida más otro porcentaje más, para la aludida cobertura.

Así, puede ponerse por caso un alquiler que hasta hace poco tiempo ascendía a mil quinientos pesos, hoy el inquilino deberá abonar 1.900 ó 2.000 pesos por mes, y en algunos casos se ha establecido la condición, forzada prepotentemente, de que el inquilino también se haga cargo de las expensas extraordinarias.

Esta situación ha aumentado el desequilibrio de los costos en el mercado, complicando la situación del asalariado que sabe que no es sencillo que un inquilino renuncie al lugar que habita, condicionado muchas veces a la cercanía de su trabajo y con ello permitirle una atención a sus hijos u otras comodidades elementales, por las que el propietario no tiene que pasar.

¿Habrán imaginado esta situación los “craneotecas” que armaron esta ley?. ¿Las sufren ellos en su situación personal, o lo mucho que cobran en sus cargos legislativos les ha provocado la pérdida de una sensibilidad elemental …?.

  • ¿El RENAR sigue siendo kirchnerista?

Circulan versiones inquietantes en cuanto al funcionamiento y especialmente al futuro de lo que fue el Registro Nacional de Armas, que cumple una misión muy delicada que tiene que ver con el delito, especialmente, porque si hay fallas en el control que debe practicar ese organismo, los resultados se verán reflejados en una más fácil todavía obtención de armas por parte de quienes no las debieran tener, como son los delincuentes, a través de un comercio ilegal como lo será cualquier transacción en ese sentido. Y especialmente se perderá el registro de armas y de sus tenedores, como ya lo había conseguido exitosamente el kirchnerismo a través del arribo al Registro aludido, de militantes kirchneristas. Con sólo recordar que el funcionario kirchnerista más denunciado y sospechado de estar vinculado con el narcotráfico, según las versiones judiciales y periodísticas, es quien tuvo a su control el citado organismo.

Ya se venían escuchando últimamente muchas quejas de parte de usuarios de armas, referidas a la falta de conocimiento acerca de ese específico tema, de parte de la actual conducción del Registro, y asimismo, han tomado estado público versiones que atribuyen importantes funciones dentro de la actividad oficial del organismo a un grupo que estaría bajo las órdenes de HUGO MOYANO, el tristemente célebre gremialista, que fue servil a NÉSTOR y CRISTINA KIRCHNER, con la gravedad que ello representa, si fuese cierto este dato. No hay que olvidar que en la Argentina de los últimos años ha habido una importante transferencias de armas ilegales, o tal vez también legales, a la delincuencia, incluida la vinculada con el narcotráfico. Que también han desaparecido muchas armas, entre ellas un misil, y que se han descubierto ocasionalmente transporte de armas pesadas de manera clandestina, acerca de las cuales nunca más se hablo de ello, desconociéndose el origen y mucho más su destino.

¿Se estará volviendo a la época kirchnerista, en cuanto al control, tenencia y portación de las armas, como lo fue entonces exclusivamente para los militantes de esa facción y también de modo exclusivo para los delincuentes, a quienes nadie les pide un registro especial, trámite alguno ni condición psico física adecuada?.

Los últimos nombrados por lo pronto siguen siendo los beneficiarios de la actual situación, pero, ¿Quiénes más lo serán ahora …?.

Irritante situación:

El Portal, como es sabido por sus cercanos amigos, tiene su propio “Círculo Rojo”, cual es el que componen sus permanentes suscriptores que son gratuitos desde el inicio del mismo, y Dios mediante, esa condición no variará. Sus integrantes son, mayoritariamente, personas que han cumplido o cumplen importantes servicios al Estado o son Empresarios o se desempeñan en importantes empresas, del país o del exterior. Mantienen con la Redacción del mismo una afable relación que enriquece mutuamente a ambas partes de la misma.

Con respecto a la nota de ENFOQUES POSITIVOS de su anterior Edición, referida a los privilegios que disfrutan los jueces y altos funcionarios de la Justicia de la Argentina, este Medio recibió un amplio apoyo a través de comentarios hechos llegar de modo directo a su Redacción. De entre ellos se rescata la indignación que produce la situación creada por la cual la opinión de un juez, por más equivocada y tendenciosa que sea, debe necesariamente ser respetada y aceptada en silencio. Y esta actitud surge de la realidad, cuando al damnificado particular no se les da otro recurso para defenderse, por cuanto los recursos que contiene el sistema están viciados desde hace bastante tiempo, a través de la fuerte cadena de auto-protección que se ejerce en el ámbito de la Justicia, lo que como bien se expresó en la nota en cuestión, aparecida en la Edición del último Domingo 24 de Septiembre, se ha consolidado a través del tiempo lo que vulgarmente se conoce como “Protección corporativa”, que no es otra cosa que el “Hoy por ti, mañana por mi …”. Muy aplicado en los últimos tiempos a raíz de los desaguisados que comenten los jueces, por falta de preparación, por soberbia, o sencillamente porque los mismos se sienten inmunes a cualquier castigo. Es decir, en ese ámbito también hay una casi total impunidad, acuerdo que sólo se quiebra en condiciones excepcionales.

Algunos de los mensajes recibidos recuerdan que entre esos privilegios está el de contar con un automóvil con patente especial, ostentosa por cierto, la que si bien por pudor –al menos parece que existe ese sentimiento en una porción minoritaria de los funcionarios en cuestión -, se oculta, o tal vez por un miedo razonable a la reacción crítica y espontánea que pueden recibir en la calle al ser reconocidos. Algunos de estos funcionarios cuentan con chofer, el que suele ser utilizado para tareas personales o familiares, además de la exclusión del pago a determinados impuestos que sí agobian al resto de la población.

Suelen utilizar su condición de funcionarios de la Justicia ante determinados trámites administrativos (lo que se conoce como “chapeo”), y hasta para –según lo escuchado días atrás en La Plata-, conseguir vacantes para sus hijos en los Colegios cercanos a sus domicilios y cómodos para llegar a sus respectivos destinos laborales. Y otras tantas ventajas más, inaccesibles para el resto de los mortales.

Y tal vez una de las más importantes, como recientemente ha sucedido, gozan en la práctica de una estabilidad laboral que no se manifiesta en ninguna otra actividad, pese al mal desempeño, graves sospechas e importantes denuncias, cuando para eludir el Juicio Político que revelará la verdad sobre la actuado, sencillamente renuncian, y la clase política, a quienes ellos han servido con importantes favores, al final termina aceptándoles sus renuncias, para no quedarse sin el importante cobro de jubilaciones más los demás beneficios por su cargo.

Esto no llevará a otra cosa que no sea un incremento del desprestigio de este tipo de funcionarios. Nada más que por ahora están “pateando para adelante”, en una política de corto alcance …

 

3 Comments on "CORTITAS: Los inquilinos pagan toda la comisión – ¿El RENAR sigue siendo kirchnerista? – Irritante situación"

  1. TORIBIO ROCCA | 4 octubre, 2017 at 10:59 am |

    OTRO ENGAÑO MAS A LA GENTE A LA QUE SE LE PROMETE SOLUCIONAR UN SERIO PROBLEMA COMO LO ES EL DEL ALQUILER PERO AL FINAL APARECEN LAS TRAMPAS DE SIEMPRE

  2. Franco Luna | 4 octubre, 2017 at 11:55 am |

    Lo del Renar otro escándalo y lo cuentan quienes lo padecen como legítimos tenedores de armas que ahora ven peligrar su situación ante el descontrol total del tema. La pregunta tiene que ver con el título de la nota: ¿Es que se han ido todos los camporistas que manejaban el organismo a gusto y piaccere?

  3. Ezequiel Miró | 4 octubre, 2017 at 7:39 pm |

    Con relación al comentario acerca de la justicia en general habría que preguntarles a quienes litigan y terminan sintiéndose pisoteados en sus derechos cuando un juez u otro tribunal les demora enormemente la resolución de esos juicios o cuando les rechaza reclamos por claras faltas a la ley y a la cordura

Comments are closed.