CORTITAS: Irregularidades que crecen – Presiones inaceptables – Valores y educación, ausentes

Aún subsisten cortes de calles y rutas, y con ellos las molestias y el riesgo para los ciudadanos

Como es habitual en esta columna, los temas más actuales y fuertes de la realidad

  • Irregularidades que crecen

El dato inquieta, pero no es algo inesperado, porque el desorden que afecta a muchos ámbitos y distintos niveles de la Argentina, permanece, no se retira.

Horas antes de la aparición de la anterior Edición de ENFOQUES POSITIVOS, la Policía de la Ciudad comenzó a distribuir un informe dando cuenta de las irregularidades que advierten los sistemas electrónicos de detección (lectores de patentes), instalados en distintos puntos estratégicos de la ciudad. Fue así que pudo establecerse la cantidad de 400 vehículos por día impedidos de circular, por distintas razones. Normalmente por pedidos de capturas o denuncias de diferente origen.

Es un punto donde el Ministerio de Seguridad requiere mayor aplicación. Y algo que aportaría una solución más rápida, sería la implementación de un mejoramiento en la vigilancia personal, de parte de los cuerpos especiales, destinados a detener en el mismo lugar de los hechos, a aquellos vehículos cuyos conductores, al margen de la situación que denuncien sus patentes, lo hagan en forma irregular, ya sea sin las luces reglamentarias, o el vehículo en peligroso estado que genere inseguridad, o exceso de velocidad, o la comisión de maniobras imprudentes.

Un trabajo concreto en este sentido, y firme además, sin concesiones, mejoraría sustancialmente los riesgos que hoy tienen los argentinos, ante un abandono casi total de las más elementales normas de seguridad en el tránsito. La Argentina sigue siendo uno de los países con mayores tragedias de tránsito que muchas muertes han ocasionado.

Debe reconocerse que la construcción de nuevas rutas o la reconstrucción de las antiguas, como lo está encarando el actual Gobierno en distintos lugares del país, va a mostrar rápidamente un descenso de los índices negativos, respecto a la siniestralidad mencionada.

Presiones y falsedades inaceptables

El triste y largo tiempo que pasa sin novedades acerca de la aparición con vida de SANTIAGO MALDONADO, va dejando en el camino a situaciones que en un país ordenado deberían ser inaceptables. Nadie habla, por ejemplo, del caso de las pruebas que de distinta procedencia llegaron a la Justicia que tiene a cargo la investigación del caso. Muchas de ellas no sólo falsas sino que dejan imaginar muy fácilmente una procedencia de mala fe, destinada a generar una confusión política que hoy están usufructuando grupos de izquierda y con especial y fuerte vinculación con el kirchnerismo.

Lo más repudiable, en este sentido, es lo sufrido días atrás, y que ya tomó suficiente estado público, por el Jefe del Escuadrón de Gendarmería número 35 de El Bolsón, cuando recibió una comunicación del Legislador de la Ciudad de Buenos Aires GUSTAVO VERA, quien suele actuar bajo el amparo y probablemente también indicaciones, que le hace llegar JORGE BERGOGLIO, además de ser recibido frecuente por este Papa.

VERA “patoteó” a este Jefe de Seguridad, diciéndole que “él era muy amigo de Su Santidad y que ellos sabían todo lo que había pasado, que tenían los datos necesarios y lo único que restaba saber era dónde está Santiago”. Dijo luego el Gendarme: “Evidentemente esta persona no tenía nada cierto”.

¿Porqué el juez de la causa no lo mandó a llamar a VERA para pedirle explicaciones al respecto, y ver si sus imprudentes expresiones obedecían a algo en especial y qué se buscaba a través de ellas?.

¿Tampoco investigó el caso el Gobierno, haciéndole llegar a BERGOGLIO la pregunta acerca de si VERA cumplía alguna indicación del mismo o actuó enteramente de modo personal, aún mencionando su relación con el Papa?.

Como mínimo, muy extraño todo, y evidentemente se le tiene miedo a BERGOGLIO ¿Porqué será así …?.

  • Valores y educación ausentes

En especial, lo que no hubo demasiado, fue conocimiento de la historia humana, y de la política universal, y dentro de todo ello, las actitudes que durante siglos han manifestado los grupos ideologizados y fanáticos, los que hábilmente fueron y son manipulados por los más pícaros y despiertos.

También se desconoció la falta de escrúpulos y esa extraña fidelidad y unión que establecen quienes se mantienen dentro de los grupos aludidos, los que suelen ser no sólo ilegales sino también violentos.

Lo dicho tiene que ver con los pocos cambios manifestados en la Argentina, a nivel de la composición del Estado, desde la llegada del actual Gobierno. Más bien, por momentos pareciera que hubo una continuidad fortalecida, en gran parte del estilo con el que gobernó al país el kirchnerismo, agrupación que, pese a su alejamiento del poder, lo que hasta podría ser sólo temporal, implementan desde el momento de haber dejado el Gobierno, cualquier medida que conduzca a la recuperación del mismo.

Una maniobra destinada a generar confusión será la que se arme, con miras a 2019, a través de candidatos y grupos de otros integrantes, no los mismos que tuvieron el mayor protagonismo durante los doce años en el Gobierno Nacional. Es decir, no serían las mismas figuras, pero muchos de los que están agazapados esperando dar el zarpazo, vienen del mismo origen, igual mentalidad y propósitos, y la más fuerte disposición para no perder el poder reunido. De hecho, están todavía dentro del mismo, ocupando cargos de importancia institucional, a nivel nacional, provincial o el de distintos municipios en todo el país.

Si así no fuere no podría entenderse el protagonismo a nivel del Gobierno que aún tienen determinados individuos relacionados con el Gobierno anterior, y responsables de los mismos hechos muy negativos que aún se manifiestan en el país.

Como se dice al inicio del presente comentario, hubo desconocimiento de la historia política universal y de los hombres que actuaron en ella, a través de los siglos. Sus trampas, vicios, mentiras, estrategias, etcétera, bajo todo ese engaño habrían caído los “gurúes” del actual Gobierno desde antes de asumir, en Diciembre de 2015, y por consiguiente actuaron con ingenuidad, desconociendo las habilidades y ausencia de escrúpulos, que los supuestamente “vencidos” en las últimas elecciones, reúnen.

1 Comment on "CORTITAS: Irregularidades que crecen – Presiones inaceptables – Valores y educación, ausentes"

  1. Toribio Rocca | 25 septiembre, 2017 at 9:14 am |

    Trascendió y yo lo leí en algunos diarios que hubo presentaciones falsas ante la justicia y sin embargo nada más se habló del asunto algo que es escandaloso por el mal que provoca y por el mal ejemplo que deja. Uno se tiene que preguntar qué pasa en la justicia que en pocos años se pobló de gente sin preparación y de un nivel ya no intelectual sino social inconveniente para trabajar en ese ámbito

Comments are closed.