CORTITAS: El gobierno sigue mintiendo descaradamente porque son pocos quienes se animan a cuestionarlo

Diplomados de “verseros”, de entre todos los kirchneristas, tal vez los más forzados a mentir descaradamente

Desde el sector económico es donde se emiten las mayores falacias, ya que allí hay mucho que ocultar aunque en algún momento todo va a quedar en evidencia

Precisamente, basándonos en el párrafo anterior, muchos expertos y no expertos, sencillamente personas que tienen un mínimo sentido crítico e información, se plantean cómo será el momento en que queden más a la vista las burdas maniobras que los responsables del área económica del Gobierno aplican para “tapar” la realidad que sufre el país. Alguien dirá “no pasa nada”, típica expresión argentina que no le falta razón, habida cuenta de lo que se ve, no sólo en el terreno económico sino también en el judicial, ya que no hay Funcionarios presos, a pesar de tantas “desprolijidades” y denuncias de corrupción.

Los pocos ciudadanos que no toleran la mentira, salen a veces a aclarar, pero, como queda expuesto más arriba, sin una Justicia que llame a los denunciados, y con una prensa a la que le cuesta, en general, llamar a las cosas por su verdadero nombre, todo continúa. ¿Hasta cuándo …?.

Días atrás ALEJANDRO VANOLI, el Presidente del Banco Central de la Argentina, salió al cruce de la situación creada por China cuando este último país, durante tres jornadas consecutivas puso en práctica una devaluación de su moneda. VANOLI minimizó las consecuencias de ese hecho, enfrentando así lo que en sentido contrario emitían, al mismo tiempo, los más calificados especialistas del país, cuando hablaban de una incidencia, indirecta, pero fuerte incidencia al fin.

Mentiras a los que los argentinos están acostumbrados, de parte de los Funcionarios kirchneristas, y en especial, ya que se habla de Economía, del propio Ministro AXEL KICILLOF, alguien debidamente entrenado para poner una de las caras más duras del Gobierno, que se suma así a la de la propia Presidente, y su entorno más inmediato.

El problema que tendrá que enfrentar VANOLI a corto o mediano plazo, como otros de sus pares, será el de las explicaciones debidas por el bajo nivel de las reservas en el Banco Central. También DIEGO BOSSIO deberá presentar respuestas, el día que le pregunten cómo y porqué destinó tantos dineros de la ANSES para las necesidades políticas del Gobierno. Si bien se presume que ellos y sus costosos asesores se habrán encargado de arreglar todo para que parezca prolijo, esta cuestión sería de tan enorme magnitud, que ninguna picardía o mentira bastaría para ocultar la ilegalidad.

Pero volviendo al tema de la Economía en general, y de las reservas en especial, y de VANOLI y los chinos con sus yuanes, aquí es adecuado rescatar un trabajo del doctor JUAN JOSÉ GUARESTI, el que precisamente se publica en otro sector de esta Edición de ENFOQUES POSITIVOS, gracias al envío que del mismo hiciera su autor, quien, como respetable especialista, dice que los yuanes no deben ser considerados como moneda apta para la reserva. Las monedas que sí entran dentro de esa categorización, según GUARESTI, son el dólar, el yen, la libra y el euro. Demás está decir que esta aseveración está acompañada de otras aclaraciones que lo que hacen es disminuir aún más lo que VANOLI considera reservas.

¿Tendrá que pasar mucho tiempo como para que todo esto quede en evidencia y los responsables deban pagar por su comportamiento indebido …?.

Es harina de otro costal, respondería el, a esta altura, abrumado lector …