CORTITAS: Barreras arquitectónicas – El kirchnerismo sigue gobernando – Empobrecido acto

Muchos espacios públicos de la ciudad fueron recuperados. Así como los ciudadanos deben cuidar los avances en la Política, también a esto hay que mantenerlo y exigir la mejor calidad …

Hoy los temas que parecen olvidados pero siguen siendo de interés para los argentinos

Las cuestiones más simples y a las que menos se presta atención, pueden tener sin embargo, fuerte incidencia en la vida diaria y en la felicidad o malestar del ciudadano.

Aquí van algunos pocos casos:

  • Barreras arquitectónicas y dinero público:

¿Cómo es que pueda ser que las barreras arquitectónicas sean capaces de promover la felicidad, la tristeza o la amargura de la ciudadanía?. Habría que preguntarle a una señora mayor que la semana pasada cayó fuertemente en una vereda porteña, en un barrio distinguido, pero habitado, como se ve, por personas todavía incivilizadas, al menos como para vivir en sociedad y hacerse cargo de las responsabilidades que esto implica.

Un daño importante en su cara, y la posibilidad de una serie de cirugías que no sólo perseguirán una razón de estética, sino funcional, de gran valor. ¿La razón?: Una de las tantas veredas de la ciudad, que permanecen virtualmente destrozadas, pero como en casi todos los casos, como consecuencias de obras que fueron realizadas, pero ineficientemente, contratadas por el Gobierno de la Ciudad a empresas de muy bajo nivel y de dudosa procedencia. Y podría imaginarse que además de todas esas negativas condiciones sean además, la empresa en sí y sus representantes legales, totalmente insolventes a la hora de los reclamos. ¿Poseerán seguro por el resultado de sus obras?, ¿Y por accidentes en sus obreros y empleados y por los ciudadanos en general?. Difícil de creer, pero lo cierto es que desde las veredas hasta obras más importantes, que han llevado en los últimos meses un largo tiempo de trabajo, comienzan a mostrar la baja calidad de las mismas.

En el caso de algunas plazas y parques, se cuenta con el agregado de que no hay nadie, al menos a la vista, a cargo del cuidado para que el costoso trabajo se mantenga. Así es que se acumulan muchachones a jugar al fútbol destrozando el césped u organizando cualquier tipo de actividades que provocan daños, molestias en el público asistente, y hasta riesgos personales por la circulación de ciclistas cuando el espacio está destinado originalmente para los peatones. Es decir, al igual que lo que sucede con el uso de las veredas. Y no hay nadie que con firmeza, puesto por el Estado, actúe para revertir la situación, y especialmente que sea obedecido.

¿Después que termine la actual campaña electoral, permanecerán esos arreglos o embellecimientos?. El Estado sigue pagando las consecuencias, literalmente, y el Estado somos todos los argentinos, los porteños en este caso, los sacrificados contribuyentes.

No costaría demasiado organizar una campaña educativa intensa, en espacios cedidos por los Medios o auspiciados por las empresas, para no sumar más gastos a la gente. Y además vigilar el respeto a los esfuerzos que se les impone a los habitantes de la ciudad.

  • El kirchnerismo sigue gobernando

En su momento fue una primicia casi exclusiva de ENFOQUES POSITIVOS, desde los primeros meses de 2016 y repetido en dos oportunidades más durante 2017. Se trata de la información que el último Domingo publicó LA NACIÓN acerca de la importante cantidad y calidad de funcionarios kirchneristas que aún están en el Gobierno, y que no son poca cosa, por cuanto están en lugares claves.

La información que siempre dio este Portal indicó que no sólo en la Casa Rosada los había sino en los distintos Gobiernos provinciales y municipales. El propio Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los tiene, y en cargos de relevancia, donde toman decisiones importantes.

Desde aquí también se informó, durante 2016, que la TV Pública estaba virtualmente controlada por el kirchnerismo, de allí que sólo se eligen, para cubrir su contenido, a Artistas y Periodistas de su confianza. Algo insólito, que ha de estar aplaudiendo ANTONIO GRAMSCI al ver que la cultura y la educación en la Argentina, están a cargo de kirchneristas. Y dentro de la difusión cultural, el Canal de Televisión estatal. ¿Preocupante, no es así?, habría que preguntarle a MAURICIO MACRI cómo es que no ordenó esta cuestión de vital importancia para eliminar la posibilidad de conductas negativas que perjudiquen su gestión.

Tanto es posible, lo recientemente expresado, que aún en los Medios estatales han quedado figuras promotoras del odio y la violencia. Y allí tienen sus espacios para atacar, mentir, desinformar, y agredir.

¿No es un poco loca esta situación que hace que por un lado los argentinos se esfuerzan no sólo cumplir con su deber sino ciertamente esperanzados en un cambio verdadero, mientras que desde quienes tienen la responsabilidad oficial de mantener lo que se obtenga de positivo, regalan esos esfuerzos, precisamente a quienes han diseñado y ejecutado tanto daño para el país …?.

La información obtenida indica además que muchos de quienes aún permanecen agazapados en puestos del Gobierno, allí han ingresado y hoy se mantienen, de un modo claramente irregular, lo que facilitaría cualquier medida destinada a sacarlos de los cargos que detentan.

Encima, lo hacen mientras cobran suculentos sueldos, porque esos sujetos no están dispuestos a esforzarse. Venían mal acostumbrados y no van a querer cambiar … Mientras el actual Gobierno está por cumplir ya dos años, sin haber hecho nada al respecto …

Y no sería bueno cerrar el presente comentario, sin avisarle a MAURICIO MACRI, a MARÍA EUGENIA VIDAL y al Ministro del Interior ROGELIO FRIGERIO, que el kirchnerismo no gobierna más, por lo tanto no es razonable, prudente y mucho menos inteligente, por el mal ejemplo que se brinda, permitir a ese sector hacerse cargo de la seguridad en una reunión a la que asisten miles de personas, como lo fue ayer la organizada en la cancha de Racing en Avellaneda, y encima mediante la participación de delincuentes con importantes prontuarios . ¿Acaso no suena como algo un poco loco …?

Empobrecido acto

El kirchnerismo tuvo todo a su favor para armar un enorme acto, “reventar la cancha racinguista de Avellaneda”, como lo habían previsto algunos de sus integrantes. Pero no pudo, no alcanzó ni la asociación con el Día de la Lealtad, ni el sol con un clima casi insuperable, tampoco el feriado, y pese a la fuerza que genera el odio y el resentimiento habitual, lo que suele motorizar a este tipo de hechos. Tampoco alcanzó el folklore de esa facción, con sus vituallas y “Tetras” de siempre, más un componente dinerario que no es nada despreciable.

De las 50.000 plazas disponibles en el lugar, hubo un sector inhabilitado, aunque sólo parcialmente compensado con la utilización del campo de juego mismo. Pero siguió siendo algo impensable tres años atrás, que esa cancha le quedara grande al kirchnerismo. ¿Debiera aceptarse lo que vienen diciendo los más entusiastas defensores del actual Gobierno en cuanto a que “No vuelven más …”.

Porque del ir por todo a no poder “reventar la cancha de Racing”, hay una gran distancia. Algo ha pasado y ya es evidente, en la advertencia de la gente. Son hoy muchos menos quienes se dejan arrastrar por el aparato “K”, aún con las excepcionales condiciones que tuvo la jornada, según se explica más arriba. Queda pendiente averiguar ahora, para ver si el dato sirve para otro nuevo proceso penal al kirchnerismo, el origen de los 500.000 pesos que se pagó por la el uso de la cancha, cifra a la que habría que sumar el transporte al lugar que utilizó cientos de ómnibus, el costo de las vituallas y el dinero que todos reconocen recibir. Mucha plata más …

De cualquier modo, también es positivo que en Cambiemos prevalezca la prudencia y no se permita la soberbia. Pese a que allí saben que si fuese positivo mostrarse, obtendrían un espacio mucho más grande que el de Avellaneda, al que hoy podrían llenar, pese a que no es de la cultura de quienes votan a Cambiemos que no necesitan mostrarse hoy ya más, sino, sencillamente poner la boleta adecuada el próximo Domingo.

Tampoco será como para descorchar un “Dom Pérignon”, se aclara. Salvo puntuales figuras, como lo es ELISA CARRIÓ, la victoria no será aplastante.

3 Comments on "CORTITAS: Barreras arquitectónicas – El kirchnerismo sigue gobernando – Empobrecido acto"

  1. LO DEL KIRCHNERISMO EN EL GOBIERNO ES UNA VERGUENZA Y SOBRE ESE TEMA ME LO CONTÓ UN PRIMO QUE TRABAJA EN UN ÁREA IMPORTANTE Y ES ALGO QUE DESDE EL GOBIERNO NI SIQUIERA SE MOLESTAN POR OCULTAR

  2. Me sumo al comentario de Rubén y eso que no se menciona con lo que pasa con las Radios donde ni siquiera disimulan sus simpatías con el kirchnerismo y esas personas siguen estando allí y cobrando cifras que a una persona de bien le costaría mucho conseguir

  3. La plaza de la foto parece la de las Barrancas de Belgrano y ojalá la sigan manteniendo pero es cierto que nunca se ve a nadie cuidándola. En los países normales siempre se ve a personal especializado en el cuidado de este tipo de valores y guay de que alguien quiera hacer algún destrozo. si son chicos los imputan a los padres con multas y hasta con prisión. Lo vi yo misma en Europa

Comments are closed.