CORTITAS: Adecuada interpretación de la Economía -Sorpresas injustificadas – Auto-percepción sexual

Aldo Abram

Como siempre en esta columna, temas de gran interés, aunque no aparezcan en los demás Medios

No es común que el más atento lector, abarcador de las materias de mayor interés para el público en general, pueda sorprenderse ante los sucesos que se manifiestan durante todo el tiempo y a lo largo y ancho del universo, por no haber registrado determinada información. A esta altura es difícil que ello suceda, ante tanto bombardeo mediático, cuando se trata de cuestiones que hacen a la realidad social, política y económica. Sin embargo, hay casos que de tan burdos parecen fingidos, de parte de determinados Políticos, los de siempre, cuando se presentan en los Medios. ¿Será así?:

Adecuada interpretación de la Economía:

El conocido Economista ALDO ABRAM, integrante de la Fundación LIBERTAD & PROGRESO, alguien que suele entrevistar ENFOQUES POSITIVOS, dijo recientemente: “El problema real es que el peso pierde poder adquisitivo, no el aumento del dólar”, lo que si bien es relativamente fácil para los expertos expresarlo, lo común es que no abunden estos, a la hora de dar definiciones claras, de rápido entendimiento aún para los desconocedores del laberinto de la Economía.

ABRAM se caracteriza, al igual que lo hace JOSÉ LUIS ESPERT – otro frecuente invitado del Portal -, por presentar un lenguaje no sólo entendible sino también muy gráfico, el que poner inmediatamente “negro sobre blanco”.

Y lo dicho por ABRAM, lo relaciona la presente columna, con lo publicado por el Portal en su anterior Edición cuando ya advertía acerca de las renegociaciones salariales que se vienen, actualizadoras tras los últimos desajustes que partieron del Ministerio de Economía, y que repercutieron fuertemente en la inflación y en la pérdida del poder adquisitivo de la población. En esa Edición asimismo se advertía acerca de la conflictividad que se espera ante dichas circunstancias.

En estos momentos en que el Gobierno nacional ha perdido prestigio, es difícil imaginar negociaciones en paz, cuando las manifestaciones de presión pública, y hasta con cierta violencia, abundan.

Además dijo ABRAM: “Hay muchos subsidios que llegan a personas que no lo necesitan”, algo tan grave como cierto, ajustado a la realidad. Este tipo de situaciones continúa creando rispideces en la sociedad, y pueden alimentar la violencia que se vive en la Argentina por estos días. Mala noticia, pero realista …

Sorpresas injustificadas:

Este es el tema que encabeza el comentario de presentación de la columna CORTITAS de hoy, y está referido a la expresión de sorpresa que ponen ciertas personas, en la mayoría de los casos figuras conocidas de la Política, cada vez que se menciona en su presencia, ya sea en algún Medio o en cualquier otro escenario donde se manifiesta una charla al respecto, el caso de las indemnizaciones que los distintos Gobiernos desde mediados de la década de los ochenta, otorgaron a los familiares de quienes generaron una guerra en la Argentina, los terroristas creados por el peronismo y adiestrados y sostenidos por Estados como Cuba, entre otros, sin descartar la provincia de Buenos Aires, en los años setenta. Y también a los mismos participantes que impusieron la guerra en el país.

No saben, no conocen, no vieron, no escucharon nada. No les consta, dicen, mientras permanentemente se difunden, gracias a quienes estudian los casos, los correspondientes a muy altas cifras en dólares, como mínimo 250.000 en cada uno de ellos, que fueron a parar a los bolsillos de los mismos terroristas, o a los familiares de estos, quienes fomentaron esa guerra, atacando a la Argentina, cuando el país atravesaba un período democrático ajustado a la ley.

Hoy aparecen “desaparecidos”, en un fenómeno que se irá ampliando paulatinamente. Y pocos recuerdan, o simulan no conocer, casos emblemáticos, como lo fue el de la Juez de la Corte Suprema de la Nación, CARMEN ARGIBAY, quien, cuando fue abordada en público a través de la pregunta formulada por un Periodista, acerca de si había cobrado una muy alta indemnización en dólares, se alejó apurada sin contestar. En otra ocasión habría dicho, según algún memorioso que quiso saber si estaba dispuesta a devolver lo obtenido, que ella no estaba en condiciones de hacerlo.

Mientras tanto, lo más insólito e injusto es que las verdaderas y legítimas víctimas, que son los que mató el terrorismo, o sus deudos, jamás fueron considerados con ningún tipo de indemnización. Esta situación, más la actual en donde los ladrones están libres y la gente de bien tras las rejas para no ser atacados por los primeros, consigue que la Argentina sea llamada “El país del revés …”.

Auto-percepción sexual:

La última de las “Cortitas” para la presente Edición, es precisamente la más breve de todas, y se refiere a una reflexión que expresó un novel Abogado a esta Redacción, en ocasión de hablarse acerca de los fallos y sentencias judiciales, emitidos por improvisados e ideologizados jueces, con la ayuda de los respectivos fiscales, tan hoy enfrentados con la verdadera justicia y los valores tradicionales del país.

El Profesional en cuestión dijo que es tan ridículo todo lo que hoy sale desde la Justicia, a través de los distintos fallos pero algunos de ellos sustentados en legislaciones recientes, que a nadie debería sorprender si en algún momento los argentinos se enteran que un violador serial, al ser atrapado y encarcelado, salga a pedir que lo cambien de cárcel, ya que él, por “autopercibirse” mujer, necesita estar en una cárcel para mujeres. Lo que tampoco sería difícil que el juez actuante acceda a ese requerimiento, facilitándole una fiesta continua en su nuevo destino, a este violador.

Lo dicho, puede ser una ironía pero también una realidad, deja al descubierto la ridiculez y la sinrazón de la actuación de la Justicia en estos momentos.

2 Comments on "CORTITAS: Adecuada interpretación de la Economía -Sorpresas injustificadas – Auto-percepción sexual"

  1. Víctor Serantes | 23 mayo, 2018 at 7:49 pm |

    Lo que dice el economista Abram es lo real y dejémonos de pavadas. Yo no sé cómo va a terminar todo esto cuando la gente se de cuenta que con lo que gana cada día compra menos, y no va a tardar demasiado tiempo como para avivarse

  2. Pienso igual que lo que dice Víctor y ya casi estamos en ese momento cuando comer con mucho cuidado en un restaurante cualquiera sin fama ni caro hoy le cuesta a una persona tres billetes de cien pesos sin café ni postre. ¿Cómo vamos a dudar que la plata vale cada vez menos. Tengamos en cuenta que mezclando la inflación con la devaluación real que está dada por el aumento del valor del dolar y consiguiente desvalorización de la plata argentina, hoy al argentino le cuesta el doble esa comida que hace nada más que un año. No soy economista pero me pregunto si eso no es inflación del 100 por ciento en un año

Comments are closed.