Corruptos con estrategias defensivas de mala fe, y justicia lenta y poco clara, que usa tecnicismos incomprensibles

Alejandro Fargosi

Algunos de los conceptos que deja el doctor ALEJANDRO FARGOSI en esta entrevista que le realiza el Portal

 

ENFOQUES POSITIVOS busca siempre a referentes lúcidos y confiables, y con experiencia en los temas que trata. En este caso, para una situación que preocupa a los lectores, como lo es el hecho de los “shows” que brindan los acusados de graves delitos de corrupción cada vez que se presentan en los Tribunales, en una demostración obscena de su impunidad.

El Portal acudió a la persona del doctor ALEJANDRO FARGOSI, reconocido Abogado porteño que ha integrado, hasta el año 2014, el Consejo de la Magistratura de la Nación, y mantiene una intensa actividad en distintos foros.

Así responde el doctor FARGOSI nuestro corto temario, además de manera muy ágil:

P: Sospechados, acusados, denunciados, y hasta procesados por graves delitos, supuestamente mantenidos además por largo tiempo, hoy acuden a los Tribunales haciendo casi ostentación de su condición. ¿A qué podemos atribuir semejante disparate?

 

R: “Es una estrategia defensiva: politizan la denuncia, para que una parte de la población, por desconocimiento o buena fe, crea que son perseguidos por sus ideas, no por sus delitos.

 

Para evitar esto, es imprescindible, en primer lugar que la justicia sea rápida, y luego, que sea clara, usando un idioma común y no tecnicismos incomprensibles.”

 

P: Además, estos sujetos, al ser llamados ante los Jueces, organizan una especie de show desde donde surgen amenazas, veladas o no, hacia la Justicia. ¿Qué fue sino lo que hizo un conocido Diputado días atrás, o un también conocido amedrentador público escondido siempre debajo de una gorra?

 

R: “Cierto, pero mientras no cometan un delito o alteren el orden público, debe respetarse su libertad de expresión.

 

Claro que esto es diferente a darles el espacio público para que socaven a las instituciones. Todo depende del sentido común y de cada caso particular”.

 

P: En la pregunta anterior se mencionaron a “conocidos” personajes, pero lo que de ellos no se conoce, es su modo de mantenimiento. ¿Cómo se sostienen?, ¿Quién les paga su costoso estilo de vida y las operaciones mediáticas y judiciales que implementan?.

 

R: “Coincido y es una pregunta clave. No es posible que todos los ciudadanos seamos escrutados por la Afip, por nuestro banco, por la compañía de seguros, etcétera, y un grupito minúsculo pero poderosísimo, no explique de qué vive y como pagan autos y choferes, viajes, y demás.

Debiera excluirse del secreto fiscal a quienes hayan ejercido cargos públicos en determinadas posiciones y potenciarse las normas de “cumplimiento” o “compliance”, pero para eso se necesitan leyes, que dependen de algunos o de todos los potenciales obligados. Un desafío difícil para nuestra república”.

5 Comments on "Corruptos con estrategias defensivas de mala fe, y justicia lenta y poco clara, que usa tecnicismos incomprensibles"

  1. El doctor Fargosi la tiene clara y sabe expresar bien sus ideas y es una lástima que no esté ocupando hoy un cargo ejecutivo de importancia

  2. Tan cierto lo que dice Fargosi sobre el lenguale inintelegible de los jueces y de los fiscales porque pareciera ser que lo que pretenden es confundir a la gente para que no le pregunten más y de ese modo zafan de dar explicaciones

  3. Lo de la soberbia de los procesados que menciona la nota se supone que se trata de la presidenta y de De Vido por dar los mas notables. Uno se siente con ganas de levantarse de su sillón frente a la TV y salir a buscarlos para explicarles personalmente que eso está mal. Ahora, el modo de como explicárselos corre por cuenta y las palabras que cada uno quiera utilizar

  4. es evidente que una de las acciones más urgentes para salir adelante es empezar y cuanto antes a despedir a los jueces corruptos si no no veo que se cambie nuestra cultura

  5. A una de las preguntas el entrevistado respondió que no es posible actuar por la cuestión de la libertad de expresión pero cada libertad comienza en el derecho del prójimo a no ser molestado en la calle a tener libre tránsito sin ruidos ni peligros como los que representan tipos con palos y encima encapuchados para que las cámaras no los filmen. ¿En qué quedamos señores del Ministerio de IN-seguridad? Aquí se sigue defendiendo a los victamarios en perjuicio de las víctimas.

Comments are closed.