¿Conseguirá el Gobierno frenar las manifestaciones de violencia del kirchnerismo residual?

Íconos de la violencia y la corrupción

El encarcelamiento de algunos de sus ex Funcionarios ha enardecido a los más ruidosos y peligrosos

Los lectores recordarán que hace algunas semanas se conoció el procesamiento de un sujeto que atacó a pedradas la caravana de vehículos que en el interior del país circulaba llevando en uno de los coches al Presidente de la Nación. Fue una noticia buena, por cierto, en un país donde los delincuentes gozan de impunidad, mientras por otro lado inocentes y patriotas argentinos sufren una prisión inconcebible, dicho esto con relación a los Presos Políticos que tiene hoy la Argentina.

Mientras se informaba acerca del proceso judicial que comprendía al Docente que atacó al vehículo en que viajaba MAURICIO MACRI, HEBE de BONAFINI, en su última manifestación al menos conocida, esta lamentable persona se despachó una vez más a través de sus habituales y fuertes expresiones que buscan justificar la violencia y los delitos cometidos por sus hijos, y por ella misma, y además tratar de intimidar a los jueces, para no caer en prisión. Algo, con relación a esta última situación, ha conseguido, al menos al tomarle el pelo a los jueces cuando algunos de estos intentaron llevarla a un Juzgado a que preste declaración. Nadie entiende como esta mujer logra intimidar a los integrantes de la Justicia, salvo que se reconozca que estos, además de ser ineptos para los cargos que ostentan, son cobardes y antipatriotas.

“Mauricio Macri y su gentuza van a reventar como sapos”, fue lo que dijo hace una semana BONAFINI. Es nada comparando con otras atrocidades propias de su vulgar y elemental lenguaje. No hay que olvidar que antes de estos, la hija menor del Presidente, fue objeto de muy desagradables expresiones emitidas desde el mismo origen.

Son hechos de mucha violencia y susceptibles de ser considerados precisamente, como de incitación a la violencia, pero claro, quienes deben considerarlo así son precisamente los funcionarios judiciales que le tienen miedo a esta falsa y mentirosa dirigente. Por otra parte: ¿De quién o de qué es dirigente BONAFINI …?.

Pueden seguir sucediendo en las próximas semanas, una serie de hechos organizados por quienes hoy se sienten amenazados por sus posibles encarcelamientos. Dudosos algunos, otros más factibles. Tal vez  lo que hacen es nada más que generar ruido, pero dejan una puerta abierta a hechos de violencia. Si bien ya pasó la puntual necesidad del kirchnerismo y la izquierda radicalizada, que es casi decir lo mismo, de provocar un muerto ante una legítima represión, ese colectivo nunca estará tranquilo mientras sus integrantes sigan afuera del poder, por más que, y como lo ha expresado claramente ENFOQUES POSITIVOS en más de una ocasión, hay muchos de ellos todavía fuertemente amarrados a sillones desde donde mantienen una cuota nada despreciable de ese poder.

Casi al mismo tiempo que lo de BONAFINI, fue LUIS D´ELÍA quien también sumó lo suyo de violencia y amenaza, cuando dijo “Hay que armar un comando para la resistencia …”. Lo hizo en un Programa de Radio que tiene a su disposición. Fue no sólo un grave pronóstico sino una amenaza pública. ¿Los fiscales y los Jueces …?: Bien, gracias …

No se les puede seguir pagando las sumas que cobran, a estos funcionarios judiciales, a cambio de pasividad, permisividad, incomprensión de las causas que les toca atender, también prevaricato aunque no en todos los casos, y, fundamentalmente, falta de valor ciudadano. Se insiste: La ciudadanía tendría que pedir con el debido énfasis y rigor, que, esta vez sí, “se vayan todos …”.

Espontáneamente, nadie querrá tomar esa iniciativa.