Condena social: ¿Para cuándo en la Argentina?. Lo que algunos utilizan para neutralizarla

La imagen dice mucho más que lo escrito sobre el cartel

La triste ausencia de un recurso de gran valor para disminuir la corrupción

Efectivamente, y en especial en un país donde su Justicia no funciona, al menos sí podría estar presente la condena social, como elemento de contención. De allí la importancia que tiene este tipo de actitud de la comunidad, la que en algún momento afectaría a quienes estén fuera de la ley,

Días atrás circuló por segunda vez en pocos meses, y se supone que ha sido en circunstancias distintas, un video mostrando a CARLOS ZANNINI, alguien de fuerte participación en los Gobiernos de NÉSTOR y CRISTINA KIRCHNER, viajando en un avión de línea y recibiendo fuertes expresiones de parte del público, a modo de cuestionamientos, en lo que podría ser llamado una manifestación clara y justa de lo que se conoce como condena social. No es la única modalidad de la misma que puede aplicarse, ya que también se pueden utilizar comentarios como el presente, y las críticas posibles en cualquier ámbito, aún las más duras, y merecidas por cierto si se tiene en cuenta la responsabilidad de un individuo como el que alude este comentario, en un saqueo al país e intento de adoctrinamiento comunista, llevado a cabo por las gestiones de Gobierno en la que él tuvo esa importante intervención.

Pero muy pocos de quienes vieron el video en cuestión, se concentraron en la función “neutralizadora” que ponía en práctica otro sujeto que aparecía en la escena cada vez que la misma se ponía demasiado tensa, oficiando de supuesto crítico del ex funcionario, cuando en realidad quedaba claro que lo que hacía era direccionar esas quejas hacia un clima que no excediera a lo que puede llamarse un repudio pacífico.

Un servicio que siguen pagando los argentinos, o en este caso los santacruceños, ya que ahí, en el Gobierno de dicha provincia, han recalado los kirchneristas que no pueden asumir haberse quedado a la intemperie. Además otra cosa más que vivir del Estado, y muchos de ellos también robar, no saben hacer.

Volviendo al tema de la condena social, sistema que espontáneamente, y por una cuestión de una adecuada educación, funciona eficientemente en los países más exitosos del mundo, resulta de poca aplicación en la Argentina, por cuestiones de adaptación de esta sociedad a una cultura de desapego a las leyes.

Tal como se menciona en otra nota de la presente Edición, en la que se describe el marco social en el que se manifestó la muerte de ALBERTO NISMAN, aquí prevale la aceptación de la corrupción. Funciona en muchas personas una especie de naturalización al respecto. Hay tantas frases que demuestran lo dicho, tales como “Roban pero hacen …” o “Es inevitable cuando se gobierna …”, o “Es lo que hay …”, y otras parecidas.

Según las investigaciones propias que ha hecho ENFOQUES POSITIVOS en países en donde se asume con mucha fuerza el respeto a las leyes, y consiguientemente se repudia, con el mismo impulso, la elusión a su cumplimiento, la base de esa conducta pasa por la educación formal recibida en los colegios y en la familia. Las mismas respuestas obtenidas, como un calco, especialmente en los países especialmente elegidos por su buena fama.

Es fácil entender que si oficialmente en determinado país las autoridades mantienen una adecuada y estudiada educación en cuanto a valores morales, y si esto guarda correspondencia con el comportamiento familiar de quienes habitan ese lugar, el éxito de la implantación de la condena social estará asegurado.

Por lo que bueno sería que complementando a los planes educativos formales, se estudiara la aplicación de otro tipo de estímulos que apunten a la conformación de ese sistema no escrito pero que permanece en la cultura de una ciudad.

Lamentablemente, hoy se vive en el ámbito educativo un clima de “incendio”, donde hay que agradecer si se dictan clases de modo más o menos normal y aunque sea con menor frecuencia a la que se exige. Ya eso resulta bastante difícil en la Argentina de estos días.

1 Comment on "Condena social: ¿Para cuándo en la Argentina?. Lo que algunos utilizan para neutralizarla"

  1. La foto es un ejemplo de lo que tienen en la cabeza estos tipos y hay maestros que piensan igual y les enseñan a los chicos y así es como estamos

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


quince + Trece =