CIRCULA EN INTERNET: Para hoy, dos temas: BERGOGLIO y su apoyo al kirchnerismo; y las empresas que se han ido de la Argentina

Han de ser muy negativas las condiciones en la Argentina, para que se justifique la mudanza de una industria al exterior …

Columna que rescata, del enorme caudal de mensajes que circulan por correo electrónico, información de interés general, útil, ingeniosa o agradable artísticamente

 

 

 

Para la presente Edición se ha podido recoger abundante material, y como transcribir textualmente a cada uno de esos trabajos demandaría una extensa lectura de parte de los lectores, se optó por comentar lo más fielmente posible, al menos, dos de las varias notas recibidas.

 

Los temas, son importantes y muy actuales:

 

El primero de ellos tiene que ver con las actitudes de JORGE BERGOGLIO, quien, como Papa, sigue confundiendo a creyentes en varios aspectos de su actual gestión. El trabajo que a él alude, se tituló “¿FRANCISCO nos está tomando el pelo?”, y se refiere no sólo a la inusual frecuencia con que recibe a la Presidente CRISTINA KIRCHNER (lo hará todavía, dos veces más antes de las elecciones), sino muy especialmente a la declaración que ordenó hacer, tras la última visita de ella al Vaticano, a uno de sus principales Voceros, mandándole aclarar que KIRCHNER no era considerada una figura política.

 

El escrito conocido por ENFOQUES POSITIVOS contiene algunas fuertes expresiones en contra de BERGOGLIO, que este Portal prefiere no reproducir pese a la seriedad y el prestigio del origen del trabajo, limitándose nada más a describir el enojo que presentan sus autores, quienes se preguntan: “Si la Presidente argentina no es figura política para este Papa, siendo que es la principal, primera y única conductora de su Partido, ¿Qué características debe tener  una persona para ser considerada por él, en esa condición?”.

 

También la nota remarca como una característica más de ese principal y único liderazgo partidario en CRISTINA KIRCHNER, el hecho de que la Presidente hasta hace uso ilegal de la cadena nacional para hacer propaganda ¡¡¡ partidaria !!!, actitud que ella adopta, además, de un modo absolutamente descarado. Una situación que, dicen los autores del trabajo, deja con la boca abierta a cualquier pensante, quienes tienen todo el derecho a creer que lo del Papa es un abuso a la buena fe de los creyentes. Especialmente -remarcan al final-, porque BERGOGLIO está ayudando indebidamente a una propuesta política, que está compuesta por sujetos todos que han mostrado un gran desapego a las leyes con un comportamiento corrupto que puede demostrarse en la cantidad de denuncias que sobre ellos pesan, además de ser notorios atacantes de la democracia, lo que también queda a la vista con los distintos hechos de clara demostración.

 

Del Papa se pasa ahora a otro gran tema, el que también llegó al Portal con abundantes datos, pero, no tratados con el rigor profesional que exige la situación.

 

Se trata de la mudanza de muchas empresas argentinas o internacionales, que en los últimos años se fueron del país. Como algunos datos son muy conocidos, se le dio crédito al menos, a esa parte de la información. Lo cierto es que las Empresas argentinas que prefirieron producir en el exterior, muchas de las allí nombradas continúan abasteciendo el mercado local, enviando sus productos prácticamente al mismo precio que los mismos tenían cuando las fábricas estaban en el territorio argentino.

 

Los industriales que optaron por el cambio, dicen que los gastos que ha demandado el traslado, las indemnizaciones a personal local que no ha hecho la mudanza con ellos, y todo lo demás, previsible para un tipo de cambios de esta naturaleza, es ampliamente compensado con el tratamiento que se les ha dado en su nuevo lugar de emplazamiento. Por ejemplo en el caso de Brasil han encontrado una más favorable situación impositiva, mejores posibilidades de exportar, importaciones que requieren su producción, recibidas sin ningún tipo de limitaciones, las que tampoco han existido –al menos en la magnitud que se presenta en la Argentina -, en el giro de dividendos a sus accionistas, una seguridad jurídica muy superior a la que presenta nuestro país, y varios etcéteras más.