China frente a los países que pretende dominar. ¿No reclama la izquierda por estas actitudes imperialistas?

Embajador Antonio Hsieh

Entrevista con el Embajador ANTONIO HSIEH, a cargo de la Oficina Comercial y Cultural de Taipei, representación de la República de China (Taiwán) en la Argentina

Vale aclarar, al inicio mismo de la entrevista, que el entrevistado por ENFOQUES POSITIVOS en esta ocasión, es el Director General de la Oficina Comercial y Cultural de Taipei, ya que China no ha permitido ni presumiblemente permitirá, la soberanía de Taiwán, y que este país sea independiente y tenga sus representaciones diplomáticas propias en el mundo.

Dicho esto último, no obstante la lucha que sobrelleva Taiwán para consolidar su soberanía, desde hace muchos años. Es una compleja historia que requerirá de un relato bastante extenso, dejado, en todo caso, para una segunda entrevista con el Embajador HSIEH, persona muy amable y dispuesta a brindar la información verdadera acerca de la citada relación.

Por lo pronto, el Diplomático se ha prestado a un diálogo con el Portal, el que se transcribe a continuación:

Embajador: El Portal ha tomado conocimiento de que en la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyen a Taiwán, lo discriminan, y al hacerlo, al margen de la injusticia que se comete, hacen que la comunidad internacional se pierda así, un importante avance tecnológico en la ciencia médica, y un contribuyente positivo permanente en cuanto a la cooperación internacional de la salud. ¿Es así …?:

“Es así, lo que usted está preguntando se ajusta a la realidad. Lo que China Popular está haciendo es intentar hacer creer al mundo entero, que ella ayuda a Taiwán, y que el sistema de salud que se usa en nuestro país, está a cargo de China, pero no es así, son dos países diferentes. Lo que ocurre es que China exige a la OMS que no permita participar a Taiwán de la información referida a la salud internacional, que pasa por la mencionada organización, impidiendo así que la misma llegue directamente a nuestro país.

Eso es muy peligroso, y doy un ejemplo al respecto, con el caso de la enfermedad conocida como SARS (Síndrome Agudo Respiratorio), una epidemia que tuvo origen en China en el año 2003, cuya información ese país ocultó inicialmente y comunicó inclusive tardíamente a la OMS, reteniendo el dato del brote manifestado en la provincia china de Guangdong. Cuando Taiwán se enteró de esta epidemia, era ya tarde, y por culpa de ese ocultamiento intencional, en nuestro país murieron más de ochenta personas, porque no hubo tiempo para tomar las medidas adecuadas. El daño a nivel mundial, en esta ocasión, fue  de 775 muertes, y muchos contagiados.

Otro hecho lamentable lo constituye la suspensión de la intervención de Taiwán en la Asamblea Internacional de la Salud, a raíz de presiones que ha recibido la OMS, de parte de China, para que se implemente dicha discriminación.

Taiwán participó en las nombradas Asambleas, durante siete u ocho años, en carácter de observador, no como miembro regular, hasta que esa misma precaria situación fue también impedida, siempre por culpa de las presiones políticas de China. Nuestro país podía, al menos como Observador, contar con la información actualizada mundial en materia de salud, y la situación sanitaria internacional, y podía, asimismo, y aunque trabajosamente de ese modo, estar cerca y estudiar importantes casos juntos a los demás países del mundo, para así también contribuir a la cooperación internacional en salud, porque somos un país que tenemos un avanzado sistema de atención médica y queremos contribuir con ese sistema, queremos aportar, compartir nuestra experiencia en materia de salud.

Luego del episodio relatado, acerca del SARS, es bueno que se sepa que pese a la vulnerabilidad de Taiwán enfrentando a un ataque de tan grave enfermedad sin haber sido alertado a tiempo, nuestro país logró desarrollar, gracias a la capacidad investigativa de sus científicos, mecanismos de prevención contra esa enfermedad, lo cual después pudo ser compartido con el resto del mundo.

Inclusive la Organización Mundial de la Salud reconoció oficialmente este esfuerzo hecho por los taiwaneses y difundió la información científica nuestra adecuadamente para que cualquier país del mundo pudiese acceder a esos conocimientos y combatir a tiempo, así, esta epidemia. El sistema descubierto por Taiwán, demostró ser muy eficiente.

Por todo ello es que queremos tener acceso libre a toda la información que se procese en la OMS porque deseamos contribuir y trabajar juntos con todos los países del mundo para enfrentar estos desgraciados casos, para que no vuelvan a ocurrir, en cualquier lugar del planeta. Y por eso es que Taiwán, tiene que ser parte de esta Asamblea Mundial de Salud. Además, 23 millones de habitantes de Taiwán tienen el derecho a participar en la Asamblea, para tener acceso libre y trabajar juntos en igualdad y dignidad.

Uno de los más importantes principios constitucionales de la OMS, dice: “El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr, es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.

En la actual situación, este principio, como queda a la vista, se hace impracticable para la importante organización.”

¿Aparte de estas medidas tan negativas e injustas para Taiwán, están ustedes siendo amenazados o molestados de alguna otra forma, directa o indirecta, de parte del Gobierno Chino?:

“Sí, categóricamente sí, lo ha sido antes, y lo es ahora, y hasta podemos imaginar que lo seguirá siendo, porque internacionalmente China toma medidas permanentes para que Taiwán desaparezca jurídicamente, creando además, la imagen de que nuestro país está sometido a control de China Popular. En primer lugar, y además recientemente, en los últimos meses, los aviones cazas de combate, y los barcos de guerra chinos, han violado ostentosamente la línea divisoria que separa, sobre el Estrecho de Taiwán, ambos países, allí está la línea divisoria. No son aguas internas de China Popular, sino aguas internacionales, no son propias de ese país. Igual sucede con las islas creadas por China, islas artificiales, sobre aguas internacionales, para tener una mayor extensión propia.

China tiene hoy más de mil misiles apuntando a Taiwán, desde la costa china, frente a la isla de Taiwán.

Además Taiwán es una sociedad libre, democrática y transparente, y China espía a Taiwán, creando situaciones negativas para nuestro país, a través de cualquier mecanismo, incluso dentro de nuestro mismo territorio. Por ejemplo con las conocidas fake news, y otras medidas tales como el apoderamiento de Medios de Comunicación locales, para su propio uso político.

Sin duda alguna, es un tema de los derechos humanos y los países democráticos deben protegerlos”.

 

1 Comment on "China frente a los países que pretende dominar. ¿No reclama la izquierda por estas actitudes imperialistas?"

  1. Ana María Fuste | 7 mayo, 2019 at 8:03 pm |

    China es imperialista, colonianista, cruel, maldita, han muerto tantos chinos en las últimas décadas, y nadie se entera porque nadie tampoco puede quejarse, justamente si no quiere morir. No conocen las libertades los chinos y mucho menos la felicidad

Comments are closed.