BERGOGLIO en una insuperable descripción del kirchnerismo

Bergoglio junto a sus amigos, abnegadas personas.

Se hace inevitable sumar a la presente Edición, y más que nada por el largo lapso que comprendió el receso veraniego del Portal, con tantas novedades habidas dentro del mismo, una nota más referida a la relación entre el Vaticano y el kirchnerismo.

Por lo tanto, la presente, pese a no contar con los datos más recientes sobre el tema, los mismos siguen teniendo una gran vigencia y trascendencia, y varios de ellos han de ser desconocidos por el público.

JORGE BERGOGLIO sorprendió con una exacta y justa definición del kirchnerismo, Él precisamente que no es muy afortunado en sus expresiones públicas, tanto que incluso hace poco generó un reclamo del Gobierno de México al Vaticano, cuando el Papa habló de “mexicanización” del narcotráfico, como los lectores recordarán.

Lo de BERGOGLIO sería brillante si en realidad la expresión a la que se refiere esta nota hubiese estado referida a la Argentina, pero no, la manifestó genéricamente, propio de quien elude jugarse con alusiones directas, y lo hizo en Filipinas en Enero último, en ocasión de la visita que hizo a ese paí­s.

Allí­ el Papa instó a los filipinos a “rechazar las estructuras sociales que perpetúan la pobreza, la ignorancia y la corrupción”.

Quien haya estado escuchando por Radio o viendo por la Televisión esa única parte del discurso papal habrí­a interpretado inmediatamente que BERGOGLIO se estaba refiriendo al kirchnerismo. Una clarí­sima definición del perfil del Gobierno amigo del Papa, el de CRISTINA KIRCHNER, en la Argentina.

También dijo allá­ BERGOGLIO: “Es habitual ver niños en las calles de las ciudades filipinas, como suele ocurrir en los paí­ses asiáticos, viviendo de la caridad y de lo que encuentran en la basura”.

Pintaba asimismo allá­ el Papa, un cuadro tí­pico de la Argentina. El mismo que puede verse en cualquier ciudad del paí­s, desde la zona metropolitana hasta las provincias más alejadas. El hambre, el abandono de niños, y la precariedad en la atención social, es patrimonio de toda la Argentina.

Y ahora, yendo a la segunda parte de la presente nota, la que menciona su subtí­tulo, se hace necesario destacar las maniobras que desde hace más de tres semanas se instalaron en la Argentina, a través del nuevo Ministro de Salud de la Nación, DANIEL GUSTAVO GOLLAN, recién arribado este a su cargo, apenas también iniciado el corriente mes de Marzo.

Se trata, como queda dicho, de un tema instalado deliberadamente por el Gobierno de CRISTINA KIRCHNER, porque nadie podrí­a pensar a esta altura de esa gestión, en un desliz del nuevo Ministro a quien luego tuvo que salir a “corregir” el inefable AN͍BAL FERNÁNDEZ. Una cuestion diseñada para establecer presión a BERGOGLIO, a quien se le viene pidiendo que dé un nuevo y contundente apoyo público al kirchnerismo, ante la actual crisis por la que atraviesa este sector.

Parte de lo pedido lo ha cumplido recientemente BERGOGLIO, al recibir ruidosamente al elegido por el Gobierno y por EUGENIO ZAFFARONI, para suceder a este último, en la Corte Suprema de Justicia. Cualquier lector que quiera acercarse a la verdad, coincidirí­a con las conclusiones que han manifestado muy serios analistas, en el sentido de que otras razones que no sean las de halagar y apoyar al Gobierno kirchnerista, no ha podido tener el Papa ante el apoyo brindado, y tan ostentosamente, a un sujeto que no reúne las mí­nimas condiciones para ser miembro de la Corte. Sólo puede presentar, para serlo, una fuerte militancia con el actual Gobierno y un muy comprometido apoyo a la corriente jurí­dica falsamente denominada “Garantista”. Obviamente, elementos estos, que van claramente en contra de los principios católicos.

Quien dude acerca de estos dichos, tendrá que esperar algo de tiempo para ver otras señales, si es que las habidas hasta el momento no le alcanzan. Del mismo modo que debió haberlo hecho, si tampoco entonces no tuvo la clara y espontánea percepción de la verdad, ante las primeras informaciones sobre esta triste relación entre el kirchnerismo y el Papa, que comenzaron a difundirse en el Portal a poco de iniciar BERGOGLIO su actual cargo, en un momento en el que este Medio casi en absoluta soledad, y a contracorriente de la mayorí­a de los demás, enfrentó a tantos ingenuos y “negacionistas” argentinos.


Fuente: Enfoques Positivos